El salario no garantiza empleados felices

RACIEL SOSA
Director general de Leadex Solutions

Una relación laboral empieza justamente con dos cosas: mi tiempo vs el salario; es decir, yo voy a poner mi tiempo, mis capacidades, mis habilidades y tú me vas a pagar un salario; pero esto, ciertamente, no toca ninguna fibra ligada a términos emocionales. En este sentido, el gusto y la felicidad al conseguir el empleo durarán unas cuantas horas; la satisfacción que podía dar terminó prácticamente en el momento que inició.

Sin embargo, el salario entra dentro de un modelo motivacional que se llama: Factores higiénicos de la motivación, y esto revela que hay cosas que cuando no existen, desmotivan al trabajador. Es decir, el salario no motiva, pero si no está en condiciones de mercado y regulado, sí desmotiva. También es cierto que el “peso” que un empleado puede darle al salario puede ser diferente con base a la generación a la cual pertenece.

Generaciones tradicionales vs los millennials

Las generaciones tradicionales veían el salario como un elemento fundamental para subsistir; ahora en el siglo XXI las personas buscan más cosas en un puesto de trabajo. Para las generaciones actuales los aspectos motivadores relacionales, de desarrollo y de autorealización, hacen que lo económico pase a un segundo término.

Un empleado feliz

Pensemos en la gente que más admiramos, todos tienen un denominador común: son felices haciendo lo que hacen. Por lo tanto un empleado feliz normalmente se va a desempeñar mejor cuando está haciendo lo que le gusta, lo que disfruta, para lo que está hecho.

La felicidad está directamente relacionada con logros y es compatible con la inconformidad física, por ejemplo cuando alguien corre un maratón, en el km 35 es seguro que le está doliendo, pero está feliz de que sigue avanzando, por lo que la felicidad no tiene que ver con el placer físico inmediato, sino con esa realización de largo plazo. Un empleado feliz genera personal de alto desempeño.

¿Cómo hacer que tus trabajadores se sientan más felices?

Raciel Sosa, director general de Leadex Solutions nos comparte consejos organizacionales para ayudar a tus trabajadores a sentirse mejor en tu empresa.

1. Desarrollo. Que sientan que están en un proceso de autotransformación; es decir que lo más importante del trabajo no es lo que han logrado, sino en lo que se han transformado. Cuando en cinco años han crecido notablemente, con mayor seguridad y con mejores competencias que los han llevado a lograr metas que parecían imposibles de alcanzar.

2. Sentido de pertenencia. Que sientan que forman parte de un equipo, que se identifiquen con los valores y se sientan entusiasmados con los objetivos de la empresa. Finalmente este elemento es el que vincula de manera trascendental al empleado con la organización.

3. Balance de vida personal. Hoy sobre todo para las nuevas generaciones es más importante su vida personal que su vida profesional. Y lo cierto es que actualmente tenemos que estar pensando en las nuevas generaciones y ayudarlos a tener ese balance que tanto anhelan.