11 Juegos con los que aprendimos sobre negocios

LUIS ESTEBAN LOZANO GONZÁLEZ

En la niñez, los juegos parecen un momento simple y puro de diversión, sin embargo, aquellas cosas que nos entretenían tenían mensajes ocultos que nos dejaron enseñanzas, las cuales incluso hoy en día pueden ser soluciones dentro del mundo empresarial.

Aquí presentamos 11 juegos con los que ya aprendíamos negocios y liderazgo

Jenga

Un juego muy divertido que tiene sus enseñanzas ocultas; la primera es aprender a tejer una estrategia que nos permite mantener de pie la gran torre de piezas de madera que se va formando.

Por otro lado nos muestra que, al igual que en los negocios, una gran inversión o un negocio que va escalando, aunque parezca sólido un movimiento en falso puede derrumbarlo y terminar con todo.

Monopoly

Un juego clásico que sin duda nos enseña a hacernos cargo del dinero con responsabilidad; no se puede gastar mucho, pues después vienen los alquileres o multas. También nos da una pequeña probadita de lo que significa endeudarse e hipotecar una propiedad. En general es un juego que gira alrededor de las decisiones que tomas a la hora de invertir.

Turista

La mecánica es similar al anterior, probablemente este juego haya sido aún más común en tu niñez. La idea es dar la vuelta por el mundo y al final apropiarse de todo. Un juego que enseña a invertir con sabiduría debido a que cada país tiene un valor distinto y un costo variable, que a veces resulta incluso disparejo entre sí. Es una oportunidad para verificar cuánto vale una renta, tanto para cobrar y pagar; aunado a ello, de qué forma puedes hacer más poderosa tu propiedad y que aumente su valía.

Ajedrez

Este juego se basa en estrategia, una palabra muy común en el mundo de los negocios e inversiones. Enseña a meditar cada movimiento con suma calma, a entender que un movimiento es el comienzo de una serie de rotaciones que tendrán como fin, el triunfo.

Por otro, lado enseña que los caminos para el éxito son muchos y muy variados, que para llegar al mismo fin existen un sinfín de ramificaciones.

En el tema de liderazgo, enseña que cada pieza es fundamental, es obvio que hay jerarquías, pero cada una de las figuras realiza un papel que desempeña una tarea específica.

Risk

Es cierto, este es un juego de guerra, sin embargo, tiene enseñanzas de negocios valiosas; una de ellas es a administrar los recursos con precaución y sabiduría, en este caso los batallones.

Se hace estrategias para ganar batallas, y así conseguir más recursos. Al igual que en los negocios, una campaña que vaya un paso delante de la competencia te da una ventaja. Un juego de mucho análisis y saber esperar el mejor momento para dar el paso adecuado.

LIFE

El juego, como bien lo dice su nombre se trata de vivir una vida mientras estás en el tablero. Lo interesante aquí es que, además de incluir el trabajo que eliges o la casa que compras, tiene factores como el pago de intereses, las deudas y los impuestos.

Estos conocimientos son claves para cualquier negocio, y lo mejor es que lo pone en el contexto de una vida real, hecho que logra representar bien la importancia que tienen la toma de decisiones en la vida.

Dominó

Este juego nos enseña estrategia y a observar de manera detenida lo que hacen los otros jugadores. El punto radica en saber las piezas que tienes y agruparlas de forma que ambos lados tengan una solución.

Al igual que en el mundo de los negocios, es necesaria una estrategia, tomando en cuenta los recursos que se tienen a disposición e intentando anticiparse a los demás competidores.

También es un juego usual para competir en parejas, lo que logra una buena simulación de tener un socio, tomar decisiones que impliquen a más de una persona también ayuda en el ámbito empresarial.

Serpientes y escaleras

Un clásico de los juegos mexicanos es perfecto para interpretarlo como las altas y bajas que suceden en cualquier empresa en todas las industrias. Hay momentos buenos y malos, a veces te toca subir una escalera pequeña, mientras que otras te llevan al cielo; y de igual manera puedes bajar hasta el inicio.

En una empresa se debe estar consciente que no siempre hay temporadas altas, habrá momentos en que las cosas no marchen como uno espera, se debe aprender a tomar la serpiente como un impulso que nos lleve de nuevo a la escalera.

Pirinola

Cuando éramos pequeños, probablemente esta fue la manera en que aprendimos a contar. Se trata de un juego sencillo; los jugadores comienzan con la misma cantidad de cierto bien y giran la pirinola por turnos para saber quién se queda con la mayor cantidad de lo que está en juego.

Suena sencillo y que depende mucho del azar, es cierto, pero la realidad es que los negocios tienen un grado de suerte. Además aplica muy bien en la realidad, a veces te toca poner, o tomar uno o hasta dos bienes o ganancias, habrá ocasiones en que todos ponen y lo mejor, tendrás el momento en que tomas todo.

Damas chinas

En este juego se agudiza el sentido de estrategia más que cualquier otro, además que estimula la competencia al máximo ya que los competidores se centran en llegar a la esquina del otro.

En este caso podríamos representar a los empleados con las canicas utilizadas, ya que cada una debe moverse para llegar a la otra punta, que es el objetivo final. En conjunto, hacen un todo que te lleva a ganar; por lo tanto te conviertes en dirigir a un grupo hacia la meta final. Una lección valiosa de liderazgo.

Tangram

Una de las áreas más importantes en los negocios es estar en una constante innovación, los tiempos van cambiando y se debe tener una renovación gradual.

El tangram, es un juego antiguo que siempre ha incentivado a “salirse del cajón”, a pensar diferente. Ayuda a ver formas donde aparentemente no las hay, además que tiene cierto conocimiento geométrico y matemático.

Hoy en día, una empresa de cualquier giro pide como un requisito principal la creatividad, tal vez sea hora de desempolvar este viejo juguete.