Los secretos del liderazgo, según Lorenzo Servitje

Con más de 70 años de tradición como familia en México, Grupo Bimbo se ha convertido en una de las principales empresas que mantiene sus productos en la mesa de cada familia en el país. Bajo el lema de “empresa rica y empresarios pobres”, la panadera busca heredar el legado que su abuela comenzó con un pequeño local llamado El Molino.

Actualmente Bimbo es uno de los principales consorcios familiares con 127 mil colaboradores y 153 mil rutas en todo México. La perseverancia para dejar productos de calidad es uno de los motivos por los cuales, a pesar de los errores del pasado, siguen invirtiendo para ofrecer un pan bueno, nutritivo y fresco.

La administración ha estado a cargo de tres generaciones de familia altamente preparada para hacerse cargo de los principales mandos, empezando desde pequeños empleados. Los altos mandos consideran que es necesario compaginar los intereses profesionales con la preservación del futuro de la empresa.

Bimbo, que nació como “una compañía de socios” liderada por Roberto Servitje, ha tenido cuatro etapas indispensables en su desarrollo, mismas en las que se ha visto un aumento en el número de colaboradores. En el último periodo, comprendido desde 1997 hasta la actualidad, uno de los principales propósitos es mantener la responsabilidad social a través de cursos de liderazgo y filosofía entre quienes trabajan con ellos.

Para el futuro del gigante de la panadería, con plantas de producción en la Ciudad de México, Monterrey, Hermosillo, Veracruz y Zamora, el mayor logro será seguir incentivando esta tradición de innovar el mercado mediante la sucesión de generaciones.

Para recordar el primer año del fallecimiento de este empresario, Bimbo publicó algunos puntos importantes en su liderazgo, los cuales fueron escritos por su "puño y letra".