Esta es la verdad de las Fake News

¿Quién no ha escuchado al menos una vez en su vida aquel viejo refrán que dice: “Las noticias malas siempre tienen alas”. Y nada mejor que éste para explicar la manera en que las noticias falsas (fake news) son propagadas a través de la web, e incluso más allá.

Si bien es cierto que las noticias falsas no son un fenómeno nuevo; hoy, debido a la comunicación digital y los hábitos de consumo de contenidos, su impacto está siendo mucho mayor y el futuro no se ve nada alentador, pues alrededor del 50% de los expertos en internet y tecnología consideran que este escenario de la información no mejorará en los próximo 10 años, según una encuesta de Pew Research Center.

Aunque parecieran inofensivas, las noticias falsas han creado un escenario que plantea nuevos retos a las organizaciones, ya que esos contenidos así como la rapidez con la que se difunden, pueden “oscurecer” los mensajes clave y, en el peor de los casos, disparar una Crisis de Comunicación.
Las noticias falsas se refieren a una forma de periodismo no caracterizada por el error o la omisión, sino al contrario, por mensajes profesionalmente diseñados con un propósito claro, en ocasiones malicioso.

Las fake en acción
Así que, imaginemos: Llegas a tu oficina como cualquier día y comienzas a consultar las noticias en tu sitio web favorito… todo va muy bien hasta que te topas con el logo de tu marca en el home y sientes cómo tu corazón se acelera al leer el titular: “Despide a más de mil empleados sin liquidación”.

Das clic y comienzas a leer la nota. Te das cuenta que la publicación no tiene bases sólidas y que claramente es una noticia falsa. “No hay de qué preocuparse”, piensas. Tú lo sabes bien, se trata de una historia falsa, pero qué pasa con los stakeholders de la compañía. ¿Te has puesto a pensar lo que sucederá cuando los inversionistas o los mismos empleados la vean? Peor aún, al buscar en redes sociales, te das cuenta que la nota ha sido compartida y ya tiene una serie de comentarios negativos contra la compañía. Infosol nos comparte algunas ideas para sobre llevar este tipo de situaciones de la mejor manera:

  • Construye una marca de confianza:

Crea relaciones sólidas con tus distintos stakeholders. De esta manera, cuando se presente un “ataque” hacia tu organización, ellos podrían ser los primeros en salir a defenderla y lograr el alcance suficiente para contrarrestar o mitigar el impacto negativo.

  • Elabora una respuesta sólida y tenla siempre a la mano:

La idea es que todos tus canales de comunicación “disparen” el mismo mensaje de manera holística. Es fundamental que todo el equipo de comunicación o RP esté involucrado y sepa sus responsabilidades así como el mensaje que va a difundir.

  • ¡Responde rápido!

: Éste es el paso más importante y que, en ocasiones, se pasa por alto. No olvides que en el mundo de las noticias falsas, el tiempo es un factor clave para mantener el control de la situación y evitar que el contenido falso se vuelva viral. Mejor consigue que el tuyo, el verdadero, logre un alcance mayor.

  • Capitaliza el tráfico web

: No olvidemos que las noticias falsas pueden “inundar” tus medios propios; así que considerando la seriedad de la situación, puedes utilizar contenido de calidad y call to actions atractivos para capitalizar esas “visitas inesperadas” y convertirlas en oportunidad.

  • No olvides medir:

Según consideres haya sido el impacto de la información falsa así como la efectividad de tu plan de respuesta, puedes medir los resultados (cobertura tradicional y digital, tráfico web, alcance y engagement en redes sociales, etcétera). Piensa en tus objetivos de negocio de manera holística, esto te dará una idea de lo que necesitas medir para evaluar si la imagen de tu marca después de esta situación puede afectar los resultados del negocio.