Triunfa en el mundo de los negocios hablando inglés

El emprendimiento no es una tarea fácil, y existen diversos factores que influyen en los resultados del proyecto, como la experiencia, motivación, conocimientos, recursos financieros y la viabilidad de la idea. De acuerdo con expertos en el campo, existen ciertas habilidades fundamentales de un emprendedor, entre ellas, la capacidad de reunir y gestionar capital (argumentar por qué vale la pena invertir en tu propuesta); ser productivo (conocer y aprovechar tus momentos de mayor energía en el día); conocer tus debilidades y fortalezas (y tomarlas en cuenta en las decisiones de negocio); mantenerte a la vanguardia (estar actualizado sobre las nuevas tendencias y tecnologías); saber lidiar con el fracaso (reaccionar frente a los imprevistos) y, finalmente, dominar el inglés.

La importancia de este idioma en el mundo de los negocios es innegable. No sólo te permitirá entrar en contacto con un cuarto de la población del mundo —es decir, casi dos mil millones de personas— y hasta entablar redes de trabajo conjunto, sino que además podrás acceder a publicaciones e información actual de utilidad. Pero ¿cuáles son las habilidades específicas que necesitas desarrollar?

De acuerdo con Keri Craig, directora del Centro de Enseñanza del British Council en México, "el dominio del inglés es fundamental para los empresarios, al ser el idioma más utilizado en las transacciones comerciales y negociaciones internacionales”. Y agrega: “Es por esa razón que nuestra organización se ha enfocado en desarrollar cursos especializados en el contexto empresarial, donde se enseñan los conocimientos tanto teóricos como prácticos que requieren en su día a día”.

Estos cursos se enfocan en mejorar las habilidades de comunicación para situaciones de negocios, que incluyen juntas, negociaciones, presentaciones, entrevistas y conference calls, así como la escritura de correos electrónicos y reportes profesionales.

Las principales habilidades que desarrollas en este tipo de cursos son diversas:
· Comunicarte de manera profesional y con tacto para conseguir lo que deseas en una variedad de contextos de negocios.
· Escucharte como un experto en tu sector al utilizar vocabulario y gramática más refinados.
· Desarrollar tus conocimientos empresariales a través del análisis de estudios de caso de éxito y al experimentar juegos de roles.

Sin lugar a dudas, ser un emprendedor conlleva retos, pero es una opción que interesa a los mexicanos, ya que más del 13% de ellos tiene la intención de iniciar su propio negocio . Si crees en tu proyecto, no dejes que los obstáculos te intimiden o te desanimen. Desarrolla o perfecciona las habilidades necesarias y trabaja duro en tu objetivo.