5 señales para identificar a un buen líder

Si bien definir un gran liderazgo, en cierta medida, puede ser personal y subjetivo, existen principios universales con los que no se pueden discutir.

¿Cuáles son los atributos definitivos de los grandes líderes? Aquí te compartimos cinco rasgos que siguen apareciendo una y otra vez en la literatura de liderazgo y en los bestsellers:

1. Desafían sus propias suposiciones

Los grandes líderes pueden ser inteligentes y saber mucho, pero son lo suficientemente humildes como para reconocer que hay personas más inteligentes de las que pueden aprender. No se limitan a las opiniones y aportes fuera de los propios. Se rodean de diversas perspectivas para ayudarlos a responder preguntas como "¿Cómo sé que mi decisión es la correcta?"

2. Son transparentes

La transparencia promueve una cultura abierta de respeto, apertura y dignidad, sin las usuales metáforas corporativas tóxicas como las puñaladas por la espalda y los chismes. Los líderes transparentes van más allá: Permiten que otros expresen su opinión y fomentan la honestidad emocional.

3. Son máquinas de aprendizaje

Los grandes líderes reconocen que estamos en una era de progreso tecnológico sin precedentes. Desarrollan su propia competencia mediante el aprendizaje continuo y la recopilación de conocimientos en múltiples campos, no solo los suyos.

4. Tienen mentores

Los grandes líderes se rodean de personas con alta inteligencia a los que pueden acercarse para obtener sabiduría y comentarios honestos. También eligen a sus mentores con cuidado porque recibir consejos de las personas equivocadas podría limitar su carrera y una mala jugada.

5. Sirven a otros

El liderazgo no es ordenar, imponer o una dictadura, sino todo lo contrario, es servir a los demás (sí, a los clientes, pero especialmente a los empleados). Un liderazgo exitoso es aquel que busca empoderar a otros para que logren sus objetivos, sacar lo mejor de las personas, poner sus necesidades por delante de las suyas y ayudarlos a desarrollarse y alcanzar su máximo potencial.