3 secretos que solo los mejores vendedores saben

En un esfuerzo por aumentar las ganancias, la industria de las ventas ha introducido muchos cambios radicales con la llegada de las nuevas tecnologías. Si bien estos cambios tienen un efecto positivo en el resultado final de una empresa, no todos han sido particularmente beneficiosos para el cliente, y los mejores vendedores lo reconocen.

En la era de la tecnología, nuestras expectativas han evolucionado a la hora de interactuar con empresas en línea. Debido a que es posible que se requiera servicio al cliente las 24 horas, la cual en gran parte se subcontrata, ya sean máquinas o representantes menos informados para brindar asistencia durante todo el día.

Sin embargo, esto no significa que solo porque la asistencia esté disponible sea útil. Los clientes no quieren hacer negocios con máquinas impersonales como chatbots o respuestas automáticas. Es por eso que los mejores vendedores están recurriendo a plataformas que revitalizan la conexión humana.

Los mejores vendedores no dejan todo el trabajo pesado a los robots y respuestas automáticas. Utilizan la tecnología para su beneficio y toman decisiones inteligentes al subcontratar partes del ciclo de ventas. Sobre todo, piensan en el ciclo de ventas desde la perspectiva del cliente.

Estos son algunos consejos:

1. Adapta los lanzamientos al cliente

Podrías ser el mayor fan del producto que estás vendiendo, pero necesitas descubrir si le encantará a tu prospecto. Lo más probable es que lo que más te entusiasme no sea lo que los compradores quieran. Investiga antes a tu consumidor para descubrir qué características son las más importantes para ellos y destacarlas.

2. Mira las cosas desde la perspectiva del cliente

Mantener una conexión humana cuando se vende digitalmente es un proceso delicado. Los vendedores tienen que descubrir la mejor manera de completar la experiencia del cliente para que sea la mejor.

3. Reorganiza tus prioridades

La mayoría del personal de ventas opera por comisiones, por lo que con el tiempo, pueden sentirse incentivados a vender de forma demasiado agresiva. Si llega un punto en donde los vendedores rodean a cada cliente como una manada de lobos, lo mejor sería volver a lo básico y recordarles que las personas no quieren que se les venda, sino que quieren ser asesoradas de forma amistosa.

Con la estrategia correcta, la tecnología puede mejorar las conexiones en lugar de restarles valor, lo que generará más ventas y clientes más satisfechos.