Tips para cuidar tus finanzas al viajar en Semana Santa

Luis Bosch

Las vacaciones de Semana Santa están por llegar y con ello la oportunidad de tomar unos días de descanso; de hecho, una de las mejores formas de aprovechar este tiempo es realizando un viaje para despejarte de la rutina y renovar fuerzas.

Si vas a salir de viaje es importante prepararte para proteger tu bolsillo con el fin de garantizar tu estabilidad financiera durante este periodo, considerando los siguientes consejos:

1. Establece un presupuesto de gasto para el destino que buscas visitar, incluye hospedaje, transporte, alimentos y apégate lo más posible a él. Así evitarás gastar de más.

2. Compara precios de los servicios turísticos antes de reservar. No te vayas con la primera opción, dedica un tiempo para revisar y escoger la que más se ajuste a tu presupuesto; puedes apoyarte de Internet para hacer esta investigación a través de agencias de viaje online.

3. Viaja en grupo, ya sea con familia o amigos, de esta forma pueden repartirse el gasto entre varios y que la responsabilidad no la lleve solo una persona. En caso de que seas un viajero solitario, toma en cuenta que la planificación y control del presupuesto cobra mayor importancia.

4. Procura no usar tus ahorros para solventar este gasto, es mejor guardarlos para el propósito para el que fueron creados (coche, retiro, etc.)

5. Utiliza tu tarjeta de crédito sabiamente, de acuerdo a lo que puedas pagar o solamente considérala para casos de emergencia.

6. Busca actividades gratuitas que puedas realizar en el destino. Arma previamente un itinerario sobre lo que se puede realizar en el destino y contempla los museos o eventos especiales que no tienen costo.

7. Contrata un seguro de viaje que te brinde protección financiera en caso de presentarse alguna emergencia como un accidente o enfermedad; por ejemplo, si llegarás a presentar una intoxicación por la ingesta de algún alimento, el seguro cubre el costo de la consulta médica y las medicinas. Así mismo, te da respaldo en caso de extravío o robo de tu equipaje y cancelación del viaje.

Recuerda que siempre es mejor estar preparados al viajar y no dejar al azar algo tan importante como nuestras finanzas personales.