Ben Hur y su liderazgo para la vida personal y laboral

FERNANDA QUEVEDO

Quizá desde pequeños nos aburríamos con la películas de temática religiosa que pasan por televisión los días de Semana Santa; sin embargo, si las apreciamos bien podemos obtener una gran enseñanza de ella, no sólo para la vida personal, sorpresivamente también para la vida laboral. Aquí te resumimos las 5 lecciones de liderazgo de Ben Hur.

Resistencia ante cualquier situación

Una de las virtudes de Ben Hur era la resistencia y perseverancia ante cualquier situación –sobre todo cuando los retos eran muy complicados o demandantes- por eso, siempre procura resistir ante las adversidades y concentrarte en tu trabajo; eso te hará ser un buen líder ya que proyectaras un carácter fuerte y seguro.

Sé agradecido y acepta la ayuda

Aunque hay momentos que te pueden orillar a mantenerte firme e incluso soberbio, siempre ser agradecido con aquellos que te ayudan o apoyan en tu trabajo, te traerá beneficios. En ocasiones la posición de líder te hace desarrollar ciertas actitudes que resultan poco agradecidas. Sin embargo, como Hur lo muestra, la ayuda siempre viene de quien menos lo esperas y en el mejor momento.

Evita hacer cosas predecibles

Como lo marca la clásica carrera entre Ben Hur y su hermano, la victoria del protagonista es gracias a su astucia y estrategia, la cual radica principalmente en no realizar acciones predecibles y tener los movimientos estratégicamente calculados.

Al momento de desarrollar un trabajo en equipo, debes pensar en estrategias que sean óptimas para una buena obtención de resultados, contemplando que no trabajas sólo, por ello apóyate en tu equipo para mejores resultados.

Sé una persona afable

A pesar de la rudeza de Hur, éste siempre se caracterizó por ser una persona agradable y un poco bromista. De igual forma, todo buen líder debe ser amigable e incluso bromear con su equipo de trabajo, esto mejorará la química y permitirá que el ambiente laboral sea ameno.

Ten paciencia

Como todo un líder debes de saber que la paciencia es tu mejor aliada, medita tus acciones y movimientos, pues actuar con desesperación no traerá los resultados que esperas, así que, como Ben nos lo muestra en el filme de 1959, la perseverancia y paciencia dará buenos resultados.