5 claves para que tu entorno te vuelva un mejor líder

Los esquemas tradicionales, tanto de oficinas, como de liderazgo, comienzan a tener problemas para seguir el paso de los negocios de hoy. La transformación de ambos está fuertemente relacionada, pues los líderes, además de tener la capacidad de elección sobre cómo darle un nuevo rostro a los espacios de trabajo, también tienen la responsabilidad de construir una nueva cultura, aseguran expertos de Steelcase, líder en innovación y diseño para entornos laborales.

“El espacio físico es un agente importante que determina y refleja qué tan abierta, transparente y flexible es una empresa. Por ello, los líderes que crean estas condiciones logran formar equipos ágiles, comprometidos y adaptables”, indicó Mario Cantón, director de Customer Experience de Steelcase México.

En esa línea, Sara Armbruster, vicepresidenta global de Estrategia, Investigación y Nuevos Negocios de Steelcase, indica que un buen liderazgo debe promover una mejor cultura organizacional y, para ello, el espacio de trabajo se vuelve crítico.

Armbruster recomienda los siguientes puntos clave para que tu entorno te convierta en mejor líder:

1. Diseñar espacios para reuniones casuales, como un lounge o café. Esto invita a los empleados a reunirse y conversar en un tono más amigable y relajado.

2. Incorporar herramientas tecnológicas en estos espacios. De tal forma que el ritmo productivo no se rompa y puedan sumarse miembros de los equipos remotos a través de videollamadas o conferencias.

3. Designar estaciones de trabajo para los líderes alrededor de la oficina. Evita aislar a los jefes de áreas, pues ponerlos en el centro les dará visibilidad, además de ayudarles a comprender mejor al talento de toda la empresa, detectando sus necesidades reales, así como deficiencias en el espacios.

4. Incorpora espacios flexibles con diferentes formas de trabajo. Recurre a una mezcla de entornos, desde cabinas o pequeñas salas privadas, hasta grandes áreas comunes pensadas para el descanso. Esto no sólo contribuye al bienestar, sino que ayuda a las personas a sentirse comprometidas y concentradas con su trabajo.

5. Piensa en lo individual. En lugar de imponer estándares laborales y reglas estrictas, considera que las personas también necesitan cultivar su propia identidad y tener herramientas personalizadas (desde su computadora, hasta un escritorio y una silla a su medida).