Así es como los mexicanos mantienen su salud

Hoy en día las personas llevan un ritmo de vida acelerado que en muchas ocasiones no permite llevar una dieta balanceada e impide obtener todos los nutrientes necesarios, lo que lleva a la búsqueda de alternativas que ayuden a complementar la alimentación para mantenerse saludables.

En el marco del Día Mundial de la Salud que se celebrará este próximo 7 de abril, la empresa dedicada al estudio del comportamiento del consumidor, Kantar Worldpanel, realizó un análisis de cómo los mexicanos previenen y combaten las enfermedades más comunes.

Indicó que un medio que utilizan los mexicanos para evitar las enfermedades es a través de las vitaminas; en 2017, el 32% de las familias compró estos complementos, llevándolos al hogar dos veces y destinándoles 167 pesos en promedio.

El 75% adquiere las vitaminas en farmacias, el 16% en autoservicios y sólo el 3% en tiendas club. El estudio dado a conocer por medio de un comunicado reveló además que en el último año, 5.7% de los hogares en México compró vitamina C y gastó en promedio 104 pesos.

Además, quienes las consumen en mayor proporción son los niveles socioeconómicos altos y familias grandes de cinco o más integrantes, y la región sureste del país fue donde se detectó mayor participación.

El análisis añade que 50% de los hogares mexicanos compró medicamentos antigripales y 67% antitusivos (fármaco empleado para tratar la tos seca irritativa, no productiva) o para combatir la tos.

Del total de antigripales comprados, 27% fueron genéricos, mientras que en el caso de antitusivos fue de 60 por ciento.

Por otra parte, se encontró que la presentación que más se compra en los antigripales son tabletas, con 54%, mientras que para los medicamentos para la tos son jarabes con 55 por ciento de los casos.

Para el expert solutions en Kantar Worldpanel México, Adrián Ávalos, los compradores de este tipo de medicamentos son muy distintos, los antigripales se compran para reducir los síntomas de la enfermedad, los antitusivos se adquieren por recomendación médica.

"Otra diferencia es que los antigripales están más desarrollados en el segmento para adultos, mientras que los antitusivos en el segmento pediátrico", detalló.