4 consejos de éxito en caso de sucesión en tu empresa

El liderazgo no solo consiste en garantizar que las empresas operen de forma efectiva para el día a día, sino que también implica sentar las bases para llegar al éxito a largo plazo. Alistair Cox, CEO de Hays explora este tema y ofrece cuatro útiles consejos claves para que los negocios tomen en cuenta a la hora de buscar sus líderes para el futuro:

1) Las habilidades de liderazgo tradicionales siempre serán importantes: Después de años de sesiones de planificación de sucesión, las habilidades básicas que se buscan dentro de una empresa han permanecido iguales. La capacidad de comunicarse e inspirar sigue siendo fundamental para cualquier líder.

Actualmente todas las empresas operan en un mundo diferente respecto a cómo lo hacían hace 10 años. En ese entonces, los líderes tenían medios limitados para comunicarse con su personal. Sin embargo, los canales digitales han creado nuevas formas de intercambiar información, y esto ha hecho que sea cada vez más importante para todos, hacer oír la voz de los líderes. Por lo tanto, los jefes deben encontrar la mejor forma para poder conectarse con su gente, de una manera en la que puedan sentirse motivados, ya sea cara a cara, alrededor de la mesa directiva o en línea.

2) La actitud es casi todo: Alistair señala que muchos de los líderes prosperan gracias a una mentalidad emprendedora, sin embargo, existe una idea errónea de que esto solo es posible dentro de una startup. “He visto de primera mano que un negocio global puede alimentar el espíritu emprendedor”, señala Cox. Alistair apunta que un buen líder y candidato a dirigir el negocio es aquel que persigue objetivos para cada trimestre, tiene una mentalidad de propietario de la empresa y se centra en una perspectiva más amplia. Les preocupa cómo pueden ayudar a que los ingresos de sus compañías crezcan en la próxima década al descubrir nuevas fuentes de ingresos, aprovechando la última tecnología y formando equipos de clase mundial.

3) El mejor talento formará sus propias funciones: A menudo, los roles no tienen una descripción de trabajo específica, sino que han evolucionado orgánicamente como resultado de una actitud proactiva e inquisitiva. Por ejemplo, a medida que los negocios se adaptan al desarrollo de la tecnología, existe el surgimiento de los agentes del cambio digital, que en gran medida han adaptado sus funciones. Estas personas están apasionadas por el cambio y están dispuestas a salirse de los límites de la descripción de su trabajo.

Estas profesionales creen que el status quo siempre se puede mejorar y que el cambio no es algo que deba temerse. Lo interesante es que, si un líder puede construir una masa crítica de este tipo de colaboradores, la organización puede llegar a un punto de inflexión en el que la evolución sea natural, no forzada.

4) Los mejores líderes son colaboradores: Por último, Alistair apunta que, la capacidad de trabajar en conjunto siempre ha sido muy importante para las empresas. Desde una perspectiva estratégica, esto significa asegurarnos que colaboramos con los mejores socios, incluso con aquellos se podrían considerar competidores indirectos.

Alistar Cox señala:

“Como CEO, debo mirar constantemente qué es lo mejor para todo el grupo en lugar de solo una parte. Sin embargo, hace la vida mucho más fácil si sus líderes clave ven los retos de la misma manera. No es fácil de lograr, pero es muy poderoso si se hace”.

En conclusión, los negocios están evolucionando a un ritmo rápido y en los próximos años los líderes tendrán perfiles cada vez más diversos, trayendo una amplia gama de habilidades que recién están surgiendo hoy en día. La confianza, la proactividad y la determinación seguirán siendo los pilares de cualquier CEO aspirante, junto con mucho arduo trabajo.