¿Cómo ser Clientecéntrico?

Por Feedbox

La gran mayoría de las empresas dentro de la industria, están adoptando este nuevo concepto: ser clientecéntrico que evoca una vertiente hacia la dirección y enfoque del cliente. El término se utiliza para hablar de la satisfacción del cliente o su retroalimentación.

El tener a tus clientes felices es una de las bases dentro de la ecuación del éxito de las empresas. El camino al éxito sostenido de las mismas, sucede gracias al entendimiento de la necesidad del cliente, asegurando su satisfacción por medio de estrategias de mercadotecnia.

Analizando la percepción de los clientes contra estas bases, las empresas tendrán un modelo para llegar a la lealtad entre empresa y cliente.

La lealtad entre empresa y cliente

1.- Experiencia. Hacer de la experiencia algo fácil, conveniente y divertido. Que tus clientes vivan la experiencia de una manera feliz y amena, los incita a compartir esto con los demás (promoción de boca en boca, post venta).

2.- Lealtad. Reconocer a tus clientes en una forma recurrente y constante, a través de un programa de recompensas que sirva para “premiar” a tus compradores mas recurrentes y leales.

3.- Comunicación. El tener una comunicación personalizada con tus clientes, basados en su historial de compra, de una manera simple y concreta para mantenerlo cautivo.

4.- Clasificación. El tener los productos y las variantes correctas, no necesariamente implica el tener la mayor variedad, sino un punto medio que contenga opciones suficientes y atractivas para tus clientes.

5.- Promoción. Difundir y reforzar los productos que generen mayor agrado o compra de tus clientes para mantener tu venta constante.

6.- Precio. Mantener precios alineados a lo que tus clientes están buscando gastar por el producto.

7.- Retroalimentación. Escuchar y reconocer las preocupaciones del cliente sirve para generar un vinculo emocional empresa-cliente que beneficia la rentabilidad de la empresa.

En ese sentido, vale la pena mencionar casos como el de la empresa de cosméticos Sephora, que construyó una experiencia, usando productos interactivos, mostradores de autoservicio y tácticas de micro-venta, esto les dio un crecimiento para las 1,400 tiendas en 30 países con un promedio de venta anual de 4.4 billones de dólares.

El crecimiento real no es conseguido por un slogan de gran impacto. Una empresa debe de entender el comportamiento y actitud del cliente, y tener la infraestructura interna para crear el cambio.