Sé un líder negociador

Por Raciel Sosa*

La habilidad que los colaboradores tengan para negociar puede ser la clave del éxito de una empresa. Cuanto más alto es tu rango, más importante es que sepas negociar. Recuerda: la gente no obtiene lo que merece, obtiene lo que negocia. Aunque existen quienes nacen con habilidades naturales para negociar, estas siempre se pueden aprender, y, como cualquier habilidad, lo que te va haciendo maestro es la práctica.

Todos podemos negociar todos los días, en todos los ámbitos, pero muchas veces nos quedamos callados y no lo hacemos. Si tú, por ejemplo, vas a un centro comercial a comprar ropa, es muy poco común que le digas a la persona que te está atendiendo: ¿me hace un descuento? Uno piensa que eso no se puede hacer, que no puedes negociar eso porque son precios fijos, pero nunca verás en el centro comercial un letrero donde diga “Aquí no se puede negociar”.

Date permiso de negociar. Aunque ciertas cosas te parezcan innegociables, siempre se puede. Obviamente, no siempre obtienes lo que quieres pero estarás poniendo en práctica la habilidad.

Negociar es algo que puedes practicar todos los días. Puedes negociar un horario, una fecha, adquirir u ofrecer algo. En todo momento hay una oportunidad de negociar y en muchos casos no la vemos.

Sé un buen negociador

1.-Ten claro lo que esperas obtener. El primer paso para negociar es que vayas a la cia sabiendo qué es lo que quieres ganar.
2.-Desarrolla tu habilidad de escucha. Al entender adecuadamente al interlocutor, un buen negociador se puede dar cuenta que lo que parecía un conflicto, en realidad no lo es.
3.- Perfecciona tus habilidades de comunicación para debatir, manejar objeciones, y llegar a conclusiones positivas.

Saber negociar es una de las competencias mejor pagada en el mercado, inherente a un buen líder, es una habilidad que impacta positivamente tanto a nivel personal como en el equipo con el cual trabajas.

*Director General de Leadex Solutions
Facebook: Raciel Sosa MX
Twitter: @Raciel Sosa