5 tips para preocuparse menos en el trabajo

Muchas veces tendemos a preocuparnos por los detalles más triviales en el trabajo. Pensamos mucho, los magnificamos y quedamos atrapados en un bucle infinito que eventualmente nos estresa y abruma.

Sin embargo existen cosas que podemos hacer para evitar que las preocupaciones nos tomen prisioneros:

Observa

Antes de responder a un evento en particular, entiende cuáles son sus causas. Lo primero que debe de hacer es relajarte, tu primera reacción ante un evento te mentaliza durante todo el proceso, por lo que debes de pensar todo con la cabeza fría.

Ubica tus puntos de quiebre

Algunas personas se ponen muy ansiosas cuando llegan tarde, a otros les estresa que su lugar de trabajo esté desordenado, etc. A veces estos detalles que nos sacan de quicio pueden hacer que veamos grandes los problemas más pequeños, por

Enfrenta las tareas más difíciles primero

Muchas veces dejamos al final lo más difícil o laborioso para tratar de no estresarnos, sin embargo, esto es el equivalente a apagar tu alarma a sabiendas de que te retrasarás para llegar a algún lugar. Así es preferible enfrentar esas tareas antes para que no sean una carga después.

Busca opciones

Cuando estamos preocupados un asunto cualquiera que este sea, una de las principales situaciones que nos molestan es no tener opciones. Sin embargo, pensando con tranquilidad y analizando el problema desde una óptica objetiva, puede que la soluciones empiecen a emerger.

Busca apoyo

Las preocupaciones nos hacen perder el interes en platicar con otras personas y por lo tanto, nos perdemos del apoyo que alguien nos podría brindar. El simple hecho de pedir ayuda aligera las preocupaciones y hace que percibamos el problema en su tamaño real.