Combate a la piratería y aprovechamiento del streaming

Matthew Anderson
Director de Marketing de Roku

México se encuentra en un momento crítico en lo que respecta a su industria televisiva. Tiene que tomar una decisión que afecta consumidores, proveedores de contenido, talento creativo, sector minorista y muchos otros.

En términos llanos, ¿cómo verán televisión los mexicanos? ¿El país adoptará el streaming por televisión de forma que beneficie a todos y se pondrá al día en cuanto a la innovación y los beneficios que ya disfrutan otros países de todo el mundo?

El primer paso que deben dar todos los interesados en forjar una industria de streaming legal es unir fuerzas y afrontar la distribución ilegal de entretenimiento. La piratería es un problema que se ha arraigado en la economía mexicana y la industria del streaming no es la excepción.

De acuerdo con un reporte de la consultora Digital TV Research, en 2022, México figurará entre las cinco naciones con las pérdidas más altas provocadas por la piratería de televisión y películas.

No tiene por qué ser así. De hecho, México tiene todo para convertirse en el líder mundial en streaming, es un país que ama la televisión y los deportes, donde los consumidores son expertos.

Los minoristas dinámicos quieren aprovechar la oportunidad para vender dispositivos de streaming y televisores inteligentes. Las productoras de contenido buscan crear relaciones estrechas con sus espectadores, al igual que Netflix y HBO Now lo están haciendo con gran éxito en todo el mundo.

En México hay 7.4 millones de suscriptores de los servicios de video bajo demanda, representan 40.5% de las cuentas pagadas (legales) del mercado VOD OTT de América Latina, mientras que el nicho de video bajo demanda podría generar cientos de millones de dólares en ingresos para 2021.

Los consumidores mexicanos están exigiendo más opciones, tecnología fácil de usar y paquetes de entretenimiento de menor costo. Desafortunadamente, los piratas han actuado más rápidamente que la industria. Roban contenido y lo venden a los espectadores.

No favorecen a un dispositivo en particular para llegar a los consumidores. De hecho, se pueden encontrar ejemplos de todo tipo de dispositivos electrónicos de consumo, desde teléfonos inteligentes y laptos, hasta reproductores de streaming.

Los piratas son muy inteligentes y cuando una puerta se cierra, se las arreglan para colarse por otra y seguir llegando a los espectadores. De ahí que la lucha no sea sencilla.

De acuerdo con Kantar Millward Brown en un reporte dado a conocer en marzo de 2018, Roku es la plataforma de streaming número 1 en Estados Unidos. Encabeza un mercado competitivo gracias a que ofrece productos y servicios innovadores, y a que las compañías líderes en el mundo confían en dicha compañía para distribuir su valioso contenido.

Recientemente, Canacine, que representa a las principales compañías de la industria cinematográfica de México, reconoció públicamente que Roku realiza acciones críticas para detectar, combatir y detener la piratería, y dijo “consideramos que Roku es un jugador importante en la industria, que está comprometido con la distribución legal de contenidos y es una plataforma relevante para los productores y generadores de contenidos mexicanos para llevar sus producciones a diferentes audiencias.”

La Motion Picture Association (MPA), que protege los derechos de los propietarios y distribuidores de contenido de todo el mundo, ha trabajado con Roku a lo largo de un año y medio, ambos implementan tecnologías de protección de contenidos que garantizan la seguridad de la propiedad intelectual en su plataforma.

Roku ha ganado el apoyo por llevar a cabo acciones para combatir la piratería que van más allá del estándar de la industria. Ha conformado un equipo de Ingeniería de Confianza y Antipiratería que:

Utiliza la ciencia de datos y el machine learning para identificar intentos de los piratas de hacer un mal uso de nuestra plataforma.
Utiliza tecnología automática para detener la piratería al retirar los canales piratas y cerrar las cuentas de clientes de Roku que violen nuestros términos de servicio.
Inhabilita sitios web y perfiles de medios sociales que utilizan la marca de Roku para promover el acceso ilegal a contenidos
Colabora con los propietarios del contenido original, canales asociados y autoridades gubernamentales.

Los resultados son alentadores. Aunque los piratas son sofisticados, tienen conocimientos técnicos y cuentan con recursos financieros, observamos que las horas de streaming de canales legítimos, como Netflix, Claro Video, Cinépolis Klic y Blim, aumentan en la plataforma de Roku después de cada mejora que se hace a nuestras herramientas antipiratería.

El lanzamiento de Acorn TV, demuestra que Roku siempre está ofreciendo a los consumidores mexicanos mejores opciones. Su modelo de negocios es compartir en la economía de los servicios legales y llevar técnicas publicitarias avanzadas a la televisión digital.

A Roku le afecta la piratería. Queremos ver que México aproveche los beneficios que puede ofrecerle un ecosistema de streaming televisivo. Estamos haciendo lo que nos corresponde para forjar alianzas en la industria de la televisión. Hemos invertido de manera importante en tecnología y talento humano para detener el streaming ilegal en nuestra plataforma, en México y en los 22 países en los que operamos.

Sobre todo, ofrecemos más de 4,500 canales legales que le dan a los mexicanos acceso a una amplia gama de películas, programas de televisión y mucho más. Planeamos añadir más canales en los próximos meses y años. Nuestra experiencia demuestra que cuando los consumidores tienen una atractiva variedad de contenido legal, se inclinarán por ella.