8 razones para no abandonar tu blog empresarial

Luis Miguel López

De acuerdo con datos del sitio Worldometers, diariamente se divulgan más de 3 millones de publicaciones en blogs en todo el mundo. Esto no significa que ese sea el número de blogs que existen en internet.

Es la cantidad aproximada de publicaciones en este tipo de páginas. De acuerdo con datos públicos proporcionados por Nielsen, en combinación con otras plataformas, se estima que el número de este tipo de páginas está cerca de los 500 millones. Esta cifra, aunque es una aproximación, no toma en cuenta la cantidad de páginas en internet que están creadas en plataformas de blogging como Wordpress o Tumblr.

Este universo de datos, textos, videos, gráficos y fotografías puede parecer abrumador, pero si profundizamos en la segmentación de las audiencias, podría de hecho, quedarse corto.

De acuerdo con la Universidad de Darmouth, el número de empresas que bloguean tiene un crecimiento sostenido al alza. Más de 36% de las empresas Fortune 500 usan plataformas de blogs para transmitir ideas, tendencias y dirigir la conversación hacia un determinado tema.

Los sectores que más usan blogs son: ciencias computacionales y software; sistemas computacionales; mercancías en general; servicios de tecnologías de la información; entretenimiento; telecomunicaciones; comercio minorista; comestibles y farmacéuticas.

Ya sea que seas un microempresario o una empresa de tamaño medio que tiene cierta confianza de sus consumidores y acapara cierta cuota de mercado; aquí, algunas razones para cuidar tu blog:

1.- Generas un espacio de análisis y contraste sobre tus competidores.
2.- Estableces un puente informativo entre tu marca y tu consumidores.
3.- Permites posicionar tu marca a través de contenidos únicos.
4.- Mejoras tu posicionamiento en buscadores y otros sitios como agregadores, directorios industriales o de marketing de afiliación.
5.- Creas un espacio dinámico que se diferencia de tu sitio web y redes sociales.
6.- Cuentas con un sitio para proveer valores agregados a tus consumidores como Webinars, cursos especiales o datos sobre tu producto o sector.
7.- Si logras una dinámica de trabajo, puedes convertir tu blog en una fuente de ingresos pasiva para tu empresa o marca.
8.- Abonas a la educación de clientes potenciales en tu sector; si eres de los pocos que lo hacen, adivina a quien van a buscar cuando necesiten un producto como el que vendes.