4 estrategias para no distraerte de tu trabajo

Existen en la actualidad una multitud de estudios referentes a la productividad: sobre los espacios para ser productivo, cómo se ve la productividad en diferentes personas, entre otros. Sin embargo los más alarmantes son los que tienen que ver con la distracción, ya que la persona promedio se distrae de sus actividades cada 40 segundos al trabajar en una computadora.

Este dato indicaría que no es posible trabajar un minuto completo antes de que pongamos nuestra atención en algo más; y claro, puede parecer sencillo retomar actividades, pero cuando nuestra atención está completamente desviada, nos puede tomar hasta 20 minutos recuperarla, según estudios.

Esto se debe a que nuestro cerebro está programado para responder a cualquier cosa que nos parezca placentero, amenazante o novedoso. ¿Pero cómo podemos recuperar el control? Aquí te decimos 4 de las mejores estrategias para no distraerte.

Crea un ritual libre de distracciones

Necesitas domar cuantas distracciones sean necesarias para poder avanzar en tu trabajo. Bloquear distracciones de tu computadora (en la medida de lo posible), usar audífonos que te distraigan del ruido exterior, alejarte de tus dispositivos, un café y determinación para completar un objetivo cualquiera que este sea, debería ser suficiente.

Establece tres metas diarias

Para lograr esto determina tres pendientes que requieren toda tu atención y quieres terminar en el día, el resto de tus pendientes escríbelos en una lista aparte. Esto permite priorizar las tareas más difíciles o laboriosas de las que son más fáciles o menos importantes.

Trabaja más en cosas difíciles

Hay veces en las que nos distraemos porque el trabajo que hacemos no nos representa un reto, y en ese caso, debemos aprovechar esa habilidad para hacer más trabajo de ese tipo y no emplear el tiempo restante en distracciones.

Ponte un plazo límite artificial

Depende de ti establecer el factor amenazante al hacer cualquier trabajo: si tienes toda la tarde para hacerlo, date sólo una hora, así desperdicias menos el tiempo y pones toda tu concentración en el trabajo.