10 cosas por las que ahorrar es una tarea imposible

Más del 50% de los mexicanos llega “tablas” al día de pago, pocos tienen el hábito del ahorro y muchos la voluntad pero les cuesta ejecutarlo. Por ello, Fintonic, la app que te ayuda a ahorrar, te da una pista sobre las razones por las que nos cuesta tanto llenar la alcancía.

1.- No sabes dónde se va tu dine

ro
Es el principal rival de tu ahorro y será el primer paso para cambiar. Visualizar dónde gastas el dinero, apóyate de una una app como Fintonic, que registra tus datos y los categoriza.

2.- No te pones límites

Esa filosofía es buena para tus sueños, pero no para tus gastos. Establece un presupuesto semanal o mensual y respétalo.

3.-No estableces metas

Se ahorra para un objetivo, así sea acumular dinero y sentirte bien. Si no trazas metas específicas, no tendrás motivación para ahorrar.

4.-No ganas suficiente para ahorrar

Ahorrar es una práctica necesaria que no depende de tu ingreso, sino de tus egresos. Así que no más excusas, reacomoda tus gastos.

5.-No es prioridad

Dale importancia, separa el dinero apenas te depositen y trabaja el resto de la quincena con lo que sobre.

6.-No vives según tus posibilidades

No te engañes ni trates de llevar un ritmo de vida que no puedes cubrir. Todos queremos el plan de teléfono con más datos; movernos siempre en taxi; comer fuera a diario. Ajústate e identifica gastos superfluos.

7.-No separas necesidades de deseos

Al final, si mezclas deseos con necesidades, ganarán tus deseos y perderán tus finanzas personales.

8.-No te gusta pensar a largo plazo

Ahorrar para el retiro o para una casa es necesario, sin importar lo que pienses de las convenciones sociales.

9.-No te gustan las restricciones

Quizá ahorrar tu dinero te haga sentir que estás en un tipo de dieta financiera, con prohibiciones y restricciones que odias, pero sabes qué: ¡Ya no estás en la prepa! Deja la rebeldía adolescente, ten disciplina y date cuenta de que te beneficiará.

10.-No sabes cómo empezar a ahorrar

No tienes que saber, solo tienes que quererlo.