Este es el secreto para ser más productivo

Raciel Sosa
Director general de Leadex Solutions

El primer distractor que nos impide ser productivos se encuentra en nuestro interior. Cuando nuestra mente está “desenfocada”, esto nos impide ser todo lo productivos que podemos y deberíamos ser. Aunque los distractores externos existen en el día a día como, lo cierto, es que el distractor más importante es interno y tiene que ver con nuestra dispersión mental y la falta de un método para ordenar todas nuestras actividades.

Frecuentemente, no sabemos distinguir lo que es importante de lo que es urgente. Lo importante es una presión que viene de adentro; es decir, yo soy quien le asigno la importancia a una actividad o a un resultado, mientras que la urgencia es una presión que viene de afuera. Debes hacer esta distinción, ya que eso nos va a permitir tomar decisiones productivas que generan menos estrés y evitar que en este momento le dediquemos tiempo a algo que no es prioridad. Recordemos que el estrés, en buena medida, es una consecuencia de la mala toma de decisiones.

Por otro lado, practicar la asertividad nos permite rechazar cosas que nos alejan de los resultados que queremos lograr. Si no practicamos la asertividad, adquirimos compromisos que sentimos que no tenemos que cumplir y que nos consumen un tiempo valioso tanto en nuestra vida personal como laboral.

Para aprender a ser más productivos, sigue estos consejos:

1.Oriéntate a los resultados

Lo primero es tener muy claro qué queremos lograr y a partir de ahí, saber filtrar qué debemos hacer para lograrlo y qué no, porque no solamente no nos acerca al objetivo, sino que, eventualmente, nos aleja del resultado.

2. Registra todas las actividades

Es importante crear una disciplina y anotar todas las actividades que tienes que hacer de cara a lograr el resultado deseado; es decir actividades que sumen y estén dirigidas a lo que quieres obtener.

3. Clasifica las actividades

Si “amontonas” todas las actividades, no hay forma de que visualmente puedas definir qué hacer ni por dónde empezar. Clasifica las actividades por área a la cual pertenecen. Cuando existe un orden, tu mente está más tranquila y relajada.

 ►TE PUEDE INTERESAR► 5 ESCALONES DE LIDERAZGO, ¿EN CUÁL ESTÁS?