¿Dispuesto a dejar tu zona de confort?

Raciel Sosa
Director general de Leadex Solutions

Una persona creativa es aquella que genera muchas ideas y una innovadora es la que orienta esas ideas a un objetivo determinado. Si la creatividad no tiene un enfoque concreto, sirve para todo y para nada; en cambio, si generamos ideas con un objetivo determinado, hablamos de innovar en el sentido amplio de la palabra.

En una organización todos pueden participar impulsando procesos de innovación, con un objetivo definido por la alta dirección. No obstante, hay empresas donde la innovación no está restringida a su área, sino que dan la posibilidad de que todos los empleados, independientemente de su cargo o de su preparación académica, puedan participar en ello.

Estimular las preguntas

En la innovación es más importante la pregunta que la respuesta. La pregunta correcta te lleva a la respuesta correcta. La forma de estimular la innovación es haciéndolo con las preguntas más que con ideas. Es importante realizar focus groups formales donde el objetivo sea la generación de preguntas.

Tensión emocional vs tensión creativa

Innovar implica cambio, salirnos del status quo pero, al mismo tiempo, da miedo. El status quo nos mantiene en nuestra área de confort que ya conocemos, que puede no gustarnos pero es lo que ya hemos aprendido y dominamos. El cambio genera una tensión emocional que te hace tener miedo y mantenerte en la situación actual. Por otro lado, la tensión creativa es ese deseo que existe simultáneamente en tu mente que hace que cuestiones ese status quo. Hay que lograr que la tensión creativa sea mucho más potente que la emocional para que nos animemos a dar el primer paso y empezar a cambiar.

Cuando ponemos en práctica la innovación es muy importante que haya una consecuencia positiva de la generación de ideas. Es un gran impulsor el sentir que, además del proceso per se, haya un reconocimiento que no necesariamente debe ser monetario o tangible, sino que puede ser emocional, logrando que el resto de los colaboradores se muevan en esa dirección. El reconocimiento estimula la innovación.

Cómo evitar la “zona de confort”

1. Establecer una campaña estimulada desde la alta dirección, donde se invite a todos los empleados a innovar.
2. Definir una práctica formal de innovación. El departamento de Recursos Humanos de una empresa puede, por ejemplo, establecer una dinámica como “La semana de la innovación”, y recibir todas las ideas que los empleados aporten para el logro de un objetivo en concreto.