¿Tienes las habilidades necesarias para emprender?

0

Además de una buena idea, para ser emprendedor es necesario poseer ciertas habilidades para desarrollarse

Gran parte de los logros de una empresa se deben a las habilidades, conocimientos y experiencias de sus fundadores. De acuerdo con Israel Cerda de la Garza, socio de G2 Consultores, los emprendedores “deben fortalecer habilidades valiosas, además de buscar constantemente fondos, administrar el capital, despertar el interés de los inversionistas, conocer a detalle el desempeño financiero y comercial de la empresa y medir la operación.”

De acuerdo con el equipo de G2 Consultores, estas son las habilidades básicas que deben tener en cuenta los emprendedores:

1. Análisis objetivo

La habilidad de escuchar lo que ocurre en el mercado y discernir con objetividad, son una constante para los emprendedores. Deben contar con inteligencia emocional para actuar con objetividad.

2. Reconoce tus fortalezas y debilidades

Para ser un emprendedor exitoso, es necesario reconocer las fortalezas, pero también es importante detectar las debilidades para trabajar en ellas.

3. Adaptación a cualquier escenario

El mundo de los negocios se mueve cada vez más rápido, por lo que es imprescindible adaptarse a cualquier cambio. Se debe definir y ejecutar un plan para adquirir ese conocimiento y fortalecer las debilidades.

4. Nociones de administración

Los temas que los emprendedores deben tener presente en todo momento son los de finanzas, contabilidad, producción, asuntos legales y operación de la empresa. Contar con esa información, facilita la toma de decisiones estratégicas.

5. Confiar en los expertos

Los consultores y mentores son jugadores muy solicitados en el ecosistema emprendedor, pues su trayectoria y experiencia ayudan a las startups en diferentes fases de su crecimiento. Es recomendable acercarse a ellos para solicitar consejos, asesorías y tomarlas en serio.

6. Resiliencia emocional

Es la capacidad del ser humano para hacer frente a las adversidades, superarlas y seguir adelante. Las startups enfrentan una enorme cantidad de retos e incluso fracasos, por ello la resiliencia resulta una característica muy valorada y necesaria en el emprendedor.