Bienestar de trabajadores depende de este factor

0

Existen ciertos factores que son importantes para los empleados mexicanos, los cuales pueden definir su permanencia en la empresa

Las diferencias culturales son un factor importante cuando hablamos del desarrollo y recursos humanos de una empresa. Sin embargo, el caso de México es distinto, pues, de acuerdo con el informe “Mitigar los riesgos culturales para impulsar el valor” elaborado por la consultora Mercer, el principal impulsor de la cultura organizacional es el ambiente de trabajo en un 63 por ciento.

El ambiente laboral es un fundamental para el trabajador mexicano, pues según Sofía Cruz, consultora senior para Wealth, Multinational Client Group y M&A de Mercer “es tan notable que, según nuestra encuesta, el 87% de los mexicanos consideraría dejar un trabajo si no existe en este una cultura laboral adecuada para ellos”.

En la lista le sigue el gobierno corporativo y proceso de toma de decisiones en un 57%, el estilo de comunicación en 47% y por último la misión, visión y valores en 43%, respectivamente.

Al respecto, Ale Fayad, director de la práctica de M&A de Mercer mencionó que ellos notaron que “en muchos países del mundo, el comportamiento de sus líderes resulta fundamental y en México esto no parece ser un factor trascendental en el contexto de una transacción”.

Por otro lado, para los encuestados en el país, el principal aspecto que idealmente debe existir dentro de la cultura organizacional de una empresa es el enfoque en el largo plazo o la estrategia de negocio con un 67% cuando en el promedio global es apenas del 52%. Así, encontramos otros factores particularmente relevantes para el mexicano en este contexto como, el empoderamiento con un 63% y la colaboración con un 60 por ciento.”

El estudio demostró que 43% de las transacciones alrededor del mundo han experimentado problemáticas culturales de impacto, lo cual genera demoras en la transacción, fracasos en las negociaciones y retrasos en la captura de valor. Además, para el 60% de los europeos el estilo de comunicación es un factor que impulsa el éxito de sus transacciones, mientras que para los latinoamericanos solo representa el 36 por ciento.

Por último, el estudio señala que el 43% de las transacciones alrededor del mundo han experimentado problemáticas culturales de impacto, lo cual puede generar demoras en la transacción, fracasos en las negociaciones y un costo económico superior.