¿Qué hacer cuando la empresa en que colaboras ya no te gusta?

0

Estás a disgusto en tu empresa y ya no sabes qué hacer, esto te interesa

Salvador García Tapia
Director general de Transformación & Talento

Una de las principales preocupaciones de los colaboradores de una empresa, el punto de quiebre o parteaguas, la situación de la que depende su permanencia en la compañía o no, tiene que ver con saber manejar la situación hipotética de que exista algo que ya no le gusta en la misma.

A lo largo de nuestros procesos hemos aprendido a ofrecer a los colaboradores al menos tres escenarios:

Ignorarlo

Cambiar una organización es un trabajo arduo. Si no cuentas con el vigor y la constancia para sembrar, cosechar, aprender a hacer un buen agente de cambio, es mejor que ignores lo que ves, deja de quejarte, busca el lado amable de las cosas.

Es importante aceptar que la organización es lo que es, aprende a convivir con eso.

Renuncia al trabajo

La única razón por la cual hay malas organizaciones es porque la gente renuncia a su trabajo, se desconecta, pero no se va hasta que la corren. Con base a lo anterior, si no te gusta lo que ves, pues renuncia, vete, deja de sufrir, de esta manera puedes ayudar a la organización a salir de su desdicha no trabajando para ella.

Aprende sobre la gestión del cambio

Esta tercera opción no parece ser la más fácil, pero si la más retadora. Si tomas esta opción en serio vas a aprender a ser un agente de cambio y dejaras de saltar de una empresa a otra esperando que la solución venga de fuera, esta opción te convertirá́ en un agente de cambio más eficaz.

En conclusión tienes al menos 3 opciones:

“Tómalo, déjalo o cámbialo”.
Appelo, Jurgen, marzo 2012.

Si estás dispuesto a ser ese agente de cambio, tal vez el proceso de Coaching ejecutivo o Team Coaching es para ti.