Los clientes cuando compran están en contacto con sus emociones, son las precursoras de cualquier toma de decisión racional que el cliente realiza de 2 a 5 segundos, sin emoción no hay atención, sin atención no hay memoria y lo que no está registrado en el disco duro de las personas, no existe.

Páginas