Seguros, protectores y amigos de la mujer


Estos productos financieros resuelven las necesidades femeninas como atención médica para ciertas enfermedades como cáncer de mama o para  maternidad, e incluso viudez
HUMBERTO NIÑO DE HARO*

Es indiscutible que la mujer se ha convertido en un factor estratégico de la actividad económica del país. Su papel como proveedora de ingresos en los hogares mexicanos es cada vez más trascendente y decisivo.

Según datos oficiales, 45% de la fuerza laboral en México recae en las mujeres y, aunque el salario promedio es inferior respecto al de los hombres, su capacidad de compra ha mejorado en los últimos años.

Sin embargo, salir a trabajar implica inevitablemente riesgos, desde involucrarse en un percance vehicular durante los trayectos para ir a la oficina o al dejar a los niños en la escuela, hasta, por ejemplo padecer el robo de bienes materiales si la casa se queda sola por mucho tiempo en el día.

Por ello, ya sea como jefa de familia o en pareja y bajo un doble rol de madre y trabajadora, la necesidad de contar con protección financiera se vuelve una prioridad. Ante esto, diversas compañías aseguradoras han visto con buenos ojos atender este mercado en crecimiento.

La cultura de asegurar vida y salud, ya no se diga patrimonio y entretenimiento, entre los mexicanos está en ciernes. La propia Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), que agrupa a todas las compañías del sector en el país, no cuenta con un plan para promover, seguros entre las mujeres, pese a que 5.3 millones son madres solteras y 70% de ellas trabaja y requiere de estos servicios.

No obstante, en el mercado ya hay productos financieros que resuelven las necesidades femeninas como atención médica para ciertas enfermedades como cáncer de mama o para  maternidad, además de seguros para protección del hogar, viajes o para legar un patrimonio a los hijos.

Disposición inmediata

Si bien existen coberturas de gastos médicos mayores, muchas veces asociadas al esquema de prestaciones que ofrece una empresa a sus trabajadores, las pólizas especializadas contra ciertas enfermedades para la mujer van en aumento.

Se trata de esquemas que permiten la disposición de dinero en efectivo en el momento del diagnóstico de la enfermedad para su uso en los exámenes médicos o, en ciertos casos, para cubrir alguna otra necesidad inmediata como el pago de una deuda.

Seguros Monterrey New York Life cuenta con el seguro Vida Mujer que protege a las mujeres ante ciertos tipos de cáncer, complicaciones por maternidad, parto prematuro o múltiple e, incluso, por viudez.

Este seguro ofrece además la opción de recibir 10% del monto contratado en caso de contraer matrimonio, recursos que pueden utilizarse para los gastos propios de la celebración o para la compra de los primeros enseres domésticos. Y para cuando nacen los hijos o se decide por la adopción de un niño también hay un apoyo, la aseguradora entrega 5% de la cobertura de la póliza con la finalidad de disponer de recursos inmediatos.

En caso de cáncer, la empresa entrega un porcentaje de la suma asegurada de acuerdo con el padecimiento. Por ejemplo, 100% de la póliza por tumor maligno de mama cuando ya se ha expandido el cáncer; 47% en tumor maligno de mama in situ; o 38% de la cobertura por tumor maligno de ovario.

Otro producto exitoso es CáncerLife de la empresa MetLife. Si bien este seguro no es exclusivo para mujeres, sí responde a las necesidades en caso de una emergencia. La suma asegurada máxima es de 500 mil pesos y se recibe 25% de la cobertura desde el diagnóstico de cáncer; si deriva en cáncer metastásico se obtiene  75% restante.

Argos Aegon Seguros cuenta con el seguro FEM Express, una cobertura exclusiva ante el diagnóstico de cáncer de mama o cérvico uterino. Las cláusulas son similares a la de cualquier póliza de gastos médicos mayores, aunque cuenta con una particularidad en caso de suicidio. Aquí, la compañía está obligada al pago de la suma contratada después de dos años de vigencia del seguro.  

Dentro y fuera de casa

Proteger el hogar y todos los artículos en su interior con un seguro también debería ser un hábito, pues se trata del producto del esfuerzo laboral y el sacrificio, en muchos de los casos, de posponer vacaciones o algún capricho con tal de constituir un cierto patrimonio.

Nadie está exento de sufrir daños en casa o padecer el robo de bienes, por eso las mujeres que cubren el doble rol de madres y trabajadoras tienen en este tipo de pólizas la posibilidad de garantizar el pago o sustitución del bien siniestrado dentro o fuera del hogar.

En el caso de ABA Seguros, por ejemplo, en la cobertura amplia se tiene acceso a servicios básicos de plomería, cerrajería, instalaciones eléctricas y taxi, aunque lo verdaderamente interesante de esta póliza es la protección contra daños en aparatos electrónicos y cristales a raíz de un incendio, terremoto, erupción de un volcán o cualquier fenómeno hidrometereológico.

También garantiza el dinero que traiga consigo el asegurado en el momento de un asalto, incluido si está en un cajero automático. La cobertura es extensiva a los objetos personales y aplica hasta cuando se esté fuera del domicilio. Esto es, la ropa y accesorios como relojes, joyas, plumas y cualquier objeto que se compruebe su legalidad está protegido por el seguro.

Por si fuera poco, la aseguradora cubre hasta seis meses de gastos en caso de que se tenga que vivir fuera de casa por alguna contingencia, e incluye el traslado de muebles si se llega a necesitar una mudanza. Dispone además de una suma garantizada por responsabilidad civil si la cobertura del automóvil en un accidente llegara a ser insuficiente.

Otro buen ejemplo para proteger los bienes en casa es el producto que ofrece Seguros AXA, llamado Seguro de Hogar Protegido que está dirigido a propietarios o arrendatarios que deseen salvaguardar  departamentos o casas, así como sus pertenencias contra los daños a los que están expuestos: rotura de cristales, terremotos, incendio y robo, entre otros.

¿Y el auto?

Éste es sin duda el seguro que debes tener siempre, sin importar el modelo a año de tu automóvil. La oferta es muy amplia y los hay desde los que sólo cubren percances y robos, hasta los más sofisticados con gastos jurídicos y servicios hospitalarios. Quálitas es una de las que ofrece mejores planes en todo le territorio nacional con los niveles más altos de calidad, atención y servicio con personal muy calificado.

Por otra parte,  Autocompara de Santander te ayuda a decidir qué aseguradora y qué tipo de cobertura adquirir, con base en tus necesidades. A través de su website puedes comparar entre las seis mejores compañías  de México y analizar cuál te ofrece la mejor opción, cuándo debes cambiar de aseguradora y si hay ofertas o descuentos que puedas aprovechar.

Vacaciones, educación y retiro

El seguro de ahorro es una excelente opción cuando no se eres tan disciplinada con la alcancía pero se tienen múltiples planes. Una particularidad de las mujeres, de más está decirlo, es su capacidad para comprar “todo” lo que esté detrás de un aparador.

Para que los gustos no se frustren por la ausencia de dinero, Seguros AXA dispone de una cobertura ligada al ahorro. El procedimiento es muy sencillo: se fija un objetivo de compra y al alcanzar la meta se accede a los recursos, en caso de alguna eventualidad los beneficiarios recibirán la suma asegurada.

Así, las vacaciones, educación para los hijos o hasta un plan de retiro son posibles a partir de un ahorro mensual. Este producto en específico es en dólares, por lo que aquí hay también una ventaja al respaldar el poder adquisitivo.

Pero si de viajes se trata, Mapfre cuenta con una cobertura exclusiva para turistas. Aplica para los viajeros dentro del territorio nacional, aunque también si se está en el extranjero. Esta aseguradora española tiene presencia en más de 40 países, de ahí la protección global.

Consiste en servicios básicos de asistencia, en caso de que se ponche una llanta o se tenga un accidente vehicular mayor. Cuenta con seguro de gastos médicos para el titular de la póliza y los ocupantes del automóvil. Además, contempla daños por robo, disturbios sociales o fenómenos meteorológicos durante el viaje. La póliza cubre gastos hospitalarios y el eventual traslado de familiares.

*Mujer Ejecutiva