Madres trabajadoras tienen hijos exitosos

De acuerdo a una investigación reciente, existen importantes beneficios para los niños que crecen con madres que trabajan fuera del hogar. Según un artículo del The New York Times, las hijas de madres trabajadoras tienen mayor grado de estudios, más probabilidades de ser contratadas en buenos puestos y obtienen ingresos más altos.

El estudio encuestó a 50 mil adultos de 24 países desarrollados. Y, aunque las madres trabajadoras no influyeron en la carrera de sus hijos varones, si ayudaron en su percepción sobre el trabajo doméstico: los hombres criados por madres trabajadoras pasan más tiempo en las tareas del hogar y en el cuidado de los niños.

En Estados Unidos, las hijas de madres trabajadoras ganan un 23% más que sus pares que fueron criados por madres en casa. Mientras que los hijos pasan siete horas y media más a la semana en el cuidado de los niños y 25 minutos más en las tareas del hogar.

El autor principal del estudio, Kathleen L. McGinn, profesor de la Harvard Business School, declaró para Business Insider que “todos crecemos con un conjunto de expectativas acerca de lo que se supone debemos hacer, por lo que los roles que observamos determinan nuestro comportamiento, actividades y lo que creemos”. Por eso es que es común que los hijos sigan las pisadas de sus padres.

La conclusión es contundente, según McGinn: "Hay muy pocas cosas que nosotros sepamos que tienen un efecto tan claro contra la desigualdad de género como ser criados por una madre trabajadora".

Aunque McGinn subraya que no está sugiriendo que las madres que trabajan sean superiores ni que la estancia en casa por parte de los padres no tenga beneficios. Simplemente, esto presenta otras oportunidades.