¿Por qué gastar es tan seductor? 5 consejos de supervivencia

Gastar o comprar cosas nos causa felicidad. Lo malo es que dura sólo unos segundos. Después se va y como nos gusta esa sensación buscamos revivirla.

La ilusión del dinero

No es ninguna novedad que el dinero sea algo terriblemente adictivo para nuestro cerebro. Sin embargo, un estudio de la Universidad de Bonn le da un nuevo enfoque basado en el concepto de la “ilusión del dinero”.

Esta idea se centra que para nuestro cerebro la sensación de bienestar que trae consigo el dinero, aunque sea imaginaria, es enormemente poderosa.

Tanto que su valor es desplazado por el poder que nos da para comprar.

¡Increíble! ¿no crees? Por eso cuando ganamos más gastamos más. Nos encanta sentirnos bien aunque sea por unos minutos o días.

5 consejos de supervivencia

1. ¿Cuánto te cuesta ganarlo?

Una buena técnica para controlar nuestro impulso de gastar es pensar cuánto tiempo nos toma ganarlo. Así que toma tu calculadora y saca cuantas horas tienes que pasar en la oficina para comprar algo.

2. Tarjeta de ¿Deuda?

Antes de que vuelvas a recurrir a tu tarjeta de crédito para hacer una compra, cámbiate el chip y considérala una tarjeta de deuda. ¿Aún así la quieres usar?

3. Amnesia

La amnesia es buena, sobre todo cuando dejas en casa las tarjetas. Así te puedes olvidarte literalmente de comprar algo que no necesitas.

4. Un día sin gastar

Una vez al mes trata de pasar un día donde gastes lo mínimo. Sí, lo menos posible. Si eres posible de lograrlo serás un ganador.

5. Un hobby

En esos momentos en que te gana el ansia de comprar regresa a tus pasatiempos. Ellos nos ayudan a concentrarnos en otra cosa y de paso nos hacen felices. Así que a correr, andar en bici, jugar videojuego o que tal boxear.

Con información de Piggo

Plataforma en línea especializada en asesorías para el ahorro.