Fundación Origen: Ante una enfermedad anónima

En México 63 de cada 100 mujeres mayores de 15 años han sufrido algún tipo de violencia, de acuerdo a cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi). Convencida de que estos números pueden disminuir desde la educación en el hogar, Mariana Baños emprendió Fundación Origen bajo la premisa de generar un cambio entre los padres.

Si no entramos desde la raíz para provocar una transformación en las propias mamás, no hay manera de que los niños aprendan. A través de las mujeres podemos romper esos estándares de educación heredados; estos patrones son los únicos que los padres han visto en sus casas"

Baños señala a la pobreza y al rezago educativo entre las principales causas de violencia en México. Pero no se trata únicamente de conocimientos adquiridos en un colegio, “es necesaria la educación emocional para incentivar el respeto por los otros”.

La mayor línea de acción de esta Fundación es mediante un número telefónico que no sólo ayuda a las mujeres cuando ya se consumó la agresión, también busca prevenir la violencia en sus hogares o centros de desarrollo.

Con profesionales, como médicos, abogados y psicólogos ayudamos a las mujeres y las llevamos de la mano durante sus denuncias. Una gran ventaja que ofrecemos es el seguimiento personalizado a cada llamada: les damos herramientas para romper esa conducta"

Por otro lado, Casa Origen es un grupo de centros comunitarios de ayuda integral a las mujeres donde, a través de diversos talleres, servicios educativos, económicos y de desarrollo humano, se trata el tema de la violencia y su prevención.

Emprender esta asociación en una sociedad hostil con el género femenino no resultó una labor sencilla. “A la gente no le gusta hablar de la violencia, ni en los medios de comunicación, ni en las empresas o ante las autoridades”. Baños relata que tratar ayudar a las víctimas no es sencillo puesto que “es una enfermedad anónima en un país altamente machista, donde las diferencias del género están muy marcadas”.

Con presencia en más de 100 comunidades, Fundación Origen obtiene apoyo, en su mayoría, de las empresas privadas, a quienes consideran como sus mejores aliadas. En respuesta, diseñaron programas que, junto con el área de recursos humanos de las compañías, canalizan a las trabajadoras víctimas de agresiones.

Los programas de ayuda y prevención son a nivel nacional; sin embargo sus esfuerzos se centran en estados como Guerrero, Chihuahua, El Distrito Federal y el Estado de México; ya que según el mismo Inegi, se encuentran entre las entidades con las tasas más altas de homicidios de mujeres en el país.

Actualmente trabaja con la campaña #NiUnaMás, donde invitan a la sociedad civil a reflexionar sobre este problema. Cualquiera puede participar: únicamente es necesario subir una foto en donde señalen un alto a la violencia con el lema La violencia destruye, ponle un alto.

Después de 15 años de operaciones a nivel nacional, Fundación Origen mantiene un compromiso con México para disminuir los índices de agresiones contra el género femenino. “Para nosotros es relevante el combate a la indiferencia de las personas ante la violencia. Todos debemos ser responsables de construir el México que queremos, a final de cuentas es un problema costoso para el país”, puntualizó.

www.origenac.org
Facebook: Fundación Origen
Twitter: @FundaciónOrigen
Tel. 01 800 015 16 17