Mamá ahorradora, mamá inversionista; sí se puede

Cuando una mujer se convierte en madre, su vida experimenta un giro de 180°, pues muchas de sus prioridades cambian, entre ellas el ahorro familiar y el monto que se debe destinar. Sin embargo, aunque el bienestar de los hijos es lo más importante para toda mamá, existen muchas obligaciones familiares igual de importantes.

Finx, firma de consultoría especializada en la creación de planes de ahorro e inversión, identificó que el 40% de sus clientes mujeres mantiene a más de una persona y, aún con la responsabilidad económica, en promedio realiza un ahorro de 2,300 pesos a un plazo de 22 años, es decir, sus inversionistas están trabajando para generar un futuro seguro, invirtiendo su dinero para generar rendimientos que se traducen a más de 300% superiores que en métodos tradicionales.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, más de la mitad de las personas no cuentan con ningún producto de ahorro a largo plazo. Finx reconoce a todas las mamás inversionistas que se preocupan por su futuro, por ello comparte 2 recomendaciones de inversión a largo plazo:

Ahorrar para la educación de tus hijos

En México, una carrera en una universidad privada de excelencia costará en promedio más de 1 millón 180,000 (por cada hijo) lo que quiere decir que tendrías que ahorrar más de 5,500 pesos durante 18 años “en el cochinito” para cubrir el costo. Con un plan de inversión especializado, esta cifra podría reducirse a menos de la mitad, más beneficios que aseguran el cumplimiento de la meta.

Ahorrar para el retiro

Finx recomienda destinar entre el 10% y 20% de tus ingresos totales al ahorro.

En México, la esperanza de vida de las mujeres es de 77 años, suponiendo que deseen mantener un ingreso mensual de 10,000, deberán haber ahorrado 4,800 pesos mensuales (casi la mitad de su ingreso mensual) durante 25 años, para reunir 1 millón 440,000 pesos sin considerar los aumentos de gasto que acompañan las diferentes etapas de vida.

Con un plan de ahorro e inversión para el retiro, con menos de la mitad, es decir, 2,000 pesos, se podrían generar 2 millones 300 mil pesos*, llegando al retiro mucho más preparada y económicamente independiente.

Finx recomienda hacer un análisis de tu situación y prioridades, estudiar las diferentes opciones que existen y elegir la que mejor se adapte a tus necesidades.