Brecha salarial hombres-mujeres, la búsqueda de equidad

Las mujeres que se gradúen de la universidad en los próximos tres años en los mercados en vías de desarrollo, como el de México, podrían formar parte de la primera generación que inicie el cierre de la brecha salarial de género, de acuerdo con el nuevo estudio ‘Alcanzando la Equidad 2017’ de Accenture.

Existen factores críticos que influyen en la equidad laboral en el País, pues tan solo el 21% de mujeres universitarias en México eligen una carrera tomando como factor de decisión su nivel salarial proyectado, mientras que el 41% de los hombres considera el salario en el momento de escoger su área de estudio.

Por otra parte, el estudio identifica que el 46% de hombres cuenta con un mentor en el desarrollo de su carrera, en comparación del 36% de mujeres. El 62% de los hombres en nuestro mercado laboral aspiran a una posición de liderazgo, mientras que el 53% de mujeres se visualizan líderes.

En el contexto global, por cada 100 dólares que gana una mujer, un hombre gana 258 dólares, esta diferencia obedece a la "brecha salarial oculta" que está directamente relacionada con la presencia mayoritaria de una fuerza laboral masculina. El informe revela que el 76% de hombres tiene un empleo pagado, mientras que el 50% de las mujeres no.

“La equidad de género es un elemento esencial en un lugar de trabajo inclusivo, esta equidad parte de la política salarial en nuestro mercado laboral”, apunta Cynthia Loera, Líder de la práctica de Tecnología en Accenture México. De acuerdo a la investigación, existen tres poderosos aceleradores para estimular equidad salarial:

• Soltura digital: la magnitud en que las personas utilizan las tecnologías digitales para conectarse, aprender y trabajar.
• Estrategia de carrera: visualizar una proyección de carrera que permita tomar decisiones laborales acertadas.
• Inmersión tecnológica: integrar nuevas tecnologías y aptitudes digitales en la formación integral de la persona.

Las nuevas tecnologías constituyen uno de los principales diferenciadores de un perfil laboral competitivo. En México, el 42% de las mujeres sufren un rezago en la adopción de nuevas tecnologías como parte de sus aptitudes profesionales, mientras que el 54% de los hombres las adoptan inmediatamente, realidad que se refleja en que el 89% de hombres integra cursos de programación y computación en su carrera profesional.

Afirma Mercedes Monroy, Líder de la práctica de Analytics en Accenture Mexico:

“En una era con volúmenes inmensos de información, el análisis de datos es el principal estimulador de procesos de innovación. El uso de ésta y nuevas tendencias tecnológicas nos ayuda a lograr un desempeño diferenciado, pero al mismo tiempo basado en las capacidades del talento y alcances profesionales de cada persona”

En el panorama global, aplicar estos detonantes de carrera, combinados con apoyo por parte de las empresas, el gobierno y la academia, podría reducir la brecha salarial en un 35% para el año 2030, lo que reflejaría un aumento en el salario de las mujeres de hasta 3,9 billones de dólares.

“México requiere una agenda laboral donde la equidad de género nos permita maximizar la capacidad humana desde la autenticidad del pensamiento racional, la creatividad emocional y la realización intelectual; esto hará que el talento de nuestras nuevas generaciones se convierta en el principal diferenciador de alto valor para la economía laboral”, finalizó Luiz Ferezin, Director General en Accenture México.