7 señales de que estás lista para vivir en pareja

Pasas muchas noches y fines de semana con tu novio en su departamento pero, ¿aún no estás segura de dar el gran paso de vivir juntos? Checa las siete señales que ofrece Metroscúbicos.com de que, en realidad, ya estás preparada para ir al siguiente nivel de la relación.

1. Mudanza hormiga

Si lo que empezó con un cepillo de dientes y un desodorante en su buró se ha convertido en la mitad de tus pertenencias, podría ser hora de considerar vivir en un solo lugar. Lo mismo aplica si la mayor parte de tu ropa está en su casa o si usas su lavadora con regularidad para mantenerla limpia. ¿Por qué no hacer de esto algo oficial y un poco más permanente?

2. Se fueron juntos de vacaciones

Es importante saber cómo enfrentan juntos situaciones inusuales o estresantes. Viajar es una excelente forma de simular cómo es vivir juntos, de modo que, si lo han hecho y no se quisieron ahorcar uno al otro, no duden tanto en firmar un contrato de arrendamiento. Es vital saber cómo reaccionará tu novio o novia bajo presión y durante los paseos, eso los fortalecerá o…todo lo contrario. Asegúrate de subirte al avión con él o ella antes de buscar su nidito de amor.

3. Sus estilos de vida son compatibles

No tienen que ser como gemelos idénticos en cuanto a intereses se refiere pero, en definitiva, necesitan disfrutar estar en casa los sábados en la noche con una copa de vino, o bien, dejar la fiesta hasta que les duelan los pies. Estar en sintonía en ese tipo de cosas es un buen signo de que podría funcionar si viven juntos.

4. Han superado una discusión muy fuerte

No hablamos de enojarte porque tu galán puso el envase de leche vacío de vuelta en el refrigerador o porque no bajó la tapa del baño. Las peleas deben ser acerca de temas importantes como el dinero o la honestidad. Si pueden salir bien librados de ellas como novios, es un gran indicador de éxito para vivir en unión libre, pues demuestra que poseen compatibilidad como pareja para la resolución de problemas.

5. El dinero no es un tema tabú

Independientemente de cuál sea el acuerdo financiero con tu pareja, necesitas ser honesto y abierto sobre tus expectativas. Si el dinero es un tema espinoso entre ambos, quizá será mejor replantear tu mudanza a su casa. Ser incompatibles en el tema de las finanzas es causa de fricción en las relaciones y solo empeorará si se van a vivir juntos.

6. Ya pasaron por la fase de lunamieleros

La sugerencia en este punto es considerar vivir en unión libre solo si han pasado ya los primeros meses de relación, esos en lo que todo es color de rosa. Se trata de un periodo extraordinario que, definitivamente, deberían disfrutar en casas separadas.

Múdate con la persona que te haya mostrado sus defectos y compruebes que puedes tolerarlos. Todos somos perfectos a los ojos de otro durante el noviazgo o la fase de la luna de miel antes mencionada. Desafortunadamente, la cruda verdad es que no todo es perfecto y seguro no querrás compartir el pago de la renta con alguien te mostró su lado B y no te agradó.

7. No has visto a tus roomies desde hace meses

Si has pasado tanto tiempo en casa de tu pareja que tus roomies ya dudan de tu existencia o de que sigas viviendo con ellos, es el momento de mudarte.

Toma en cuenta todos estos puntos, reflexiona si estás en el momento adecuado para sentar cabeza o si, de plano, lo tuyo no es eso. Al menos por ahora.

Artículo original de Metroscubicos.com