¿Debo comprar ese juguete inteligente para mi hijo?

El uso de dispositivos móviles, como tabletas y celulares, así como de juguetes electrónicos entre niños y adolescentes es una característica de nuestros tiempos debido a la gran oferta que existe en el mercado, sin embargo, los beneficios en su desarrollo mental y físico, dependerán del tiempo de uso y que éstos sean apropiados para su edad.

Patricia de la Fuente, directora general de Servicios Educativos para el Desarrollo Infantil (SEDI), asegura que los juguetes inteligentes –como se conoce a los dispositivos computarizados- pueden favorecer el desarrollo emocional y mental de los niños, siempre y cuando éstos sean acordes a su edad, estilo de vida y tengan un tiempo determinado para su uso.

“Antes de los dos años no necesitan, ni se benefician de los juguetes electrónicos”, explicó la especialista en desarrollo infantil, “después de esa edad, los gadgets abren la posibilidad de que el niño se aproxime a la tecnología de una forma lúdica, siempre y cuando exista un balance con las experiencias reales”, señaló.

En el mercado cada vez existe mayor oferta de juguetes inteligentes y electrónicos, debido a que las empresas se han percatado de las oportunidades en el segmento de niños y adolescentes. Sin embargo, para los papás esto representa un abanico más amplio a la hora de identificar cuál de las opciones es la mejor de acuerdo con cada niño.

“Es un hecho que el interés en los gadgets se está incrementando en todos los segmentos, lo que es una oportunidad importante de negocio para las empresas de tecnología. Al ser productos tan atractivos para niños y jóvenes, representan grandes oportunidades para nosotros como empresas al desarrollo de tecnología orientada al aprendizaje y al desarrollo mental”, aseguró José Luis Becerra, director ejecutivo de Master, empresa mexicana de innovación en tecnología.

Master está apostando porque sus líneas de tecnología para jóvenes estén orientadas al desarrollo de habilidades intelectuales y motoras que los acerquen, sobre todo, a desarrollar un interés por la robótica. A través de líneas de drones para principiantes, arduinos y juguetes solares armables buscan mantener su modelo de negocio orientado a ofrecer algo más que sólo productos para el entretenimiento.

“Nuestro gran reto como empresas de tecnología tiene que ver con la necesidad de generar cada vez más productos que los niños y jóvenes puedan usar al aire libre, bajo la supervisión de los padres y que a su vez fomenten la convivencia familiar”, agregó.

Scholastic, una de las principales editoriales infantiles desarrolló en su artículo Making Smart Choices on Electronic Learning, una serie de preguntas que pueden funcionar como una guía práctica a la hora de adquirir tecnología para niños:

• ¿Es divertido?
• ¿Es seguro?, ¿es necesaria la supervisión paterna?
• ¿Hace lo que se supone que debe hacer?
• ¿Su precio es justo?
• ¿Permite a los niños participar en la actividad o solo mirar?, el gadget debe permitir a tus hijos completar actividades, darles retos por resolver o situaciones que explorar.
• ¿Es un juguete apropiado para las habilidades motoras de tu hijo y su estilo de vida?
• ¿Requiere accesorios, conexión a internet y es compatible con la computadora?
• ¿Puede subir de nivel o agregar actividades adicionales?

Estimaciones de la Asociación Mexicana de la Industria del Juguete (Amiju) dan cuenta que existe una tendencia en los niños a preferir juguetes inteligentes o electrónicos, que se prevé concentraran 60% del consumo para 2018.

“Lo importante es que los padres cuiden que estos dispositivos estén diseñados para que los niños puedan interactuar con ellos y experimentar para que su creatividad se desarrolle a través de la imaginación”, agregó Patricia de la Fuente.

La educación ambiental es otra de las ramas a desarrollar a través de los juguetes. “Desde pequeños, los niños pueden ayudar a ahorrar energía en su hogar y aprender sobre las energías renovables, los juguetes solares pueden ser parte de ello”, explicó José Luis Becerra.

A la gama de juguetes educativos solares de Master, con piezas armables, se suman juguetes que buscan que los niños aprendan a reciclar y reutilizar materiales. De acuerdo con la empresa mexicana, veremos un incremento mayor de los juguetes inteligentes con fines educativos y sociales en los próximos años.