Delitos sexuales, una herida que no sana

En México cada día se realizan más de mil 640 denuncias de delitos relacionados con la violencia sexual, sin embargo, esta cifra es menos del 10% de los ataques que ocurren cotidianamente, destacó Amnistía Internacional.

Dichos delitos regularmente se cometen en el seno familiar, se tiene conocimiento que el 60% de los agresores son familiares o personas conocidas por las víctimas. Desafortunadamente, se tiene previsto que se cometerán 600 mil ataques sexuales cada año.

Un dato importante que destaca Amnistía, es que 9 de cada 10 víctimas son mujeres, aunado a que el 40% de las personas agredidas son menores de 15 años.

Las mujeres y hombres que han sufrido este tipo de abuso se ven inmersos en una nube de daños tanto morales como de salud, no obstante, aunque existen múltiples de programas que brindan apoyo psicológico y médico, las víctimas continúan con miedo al momento de denunciar.

En ese sentido, el aborto por violación es legal en 32 entidades federativas del país, entre ellas la Ciudad de México, esto siempre y cuando la mujer en cuestión se encuentre dentro de las primeras 12 semanas de gestación, lapso donde no se pone en riesgo su vida al realizar dicho procedimiento.

De acuerdo con la Norma Oficial Mexicana (NOM) 046, la cual atiende las consecuencias que la violencia sexual tiene en mujeres y niñas, puntualiza que: todas las mujeres sin importar edad, que tengan un embarazo por violación pueden solicitar la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) bajo protesta.

También destaca que NO es necesario acudir al Ministerio Público para realizar la interrupción del embarazo. Sin embargo, pueden optar por realizar la denuncia. Además, las adolescentes mayores de 12 años podrán pedir la ILE sin que los padres tengan conocimiento, esto sólo si el embarazo fue provocado por violación.