Embarazo por abuso sexual: El poder de decidir

REGINA LÁZARO

La Norma Oficial Mexicana 046, la cual estipula la interrupción legal del embarazo, es aplicable en todo México y atiende las consecuencias que la violencia sexual tiene en la salud de las niñas y mujeres.

De acuerdo con las estadísticas compartidas por el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), en México el 80% de las personas que sufren violencia sexual son mujeres, de las cuales el 50% son menores de 15 años; el 60% de las veces sus agresores son familiares o personas cercanas a la víctima.

Con la NOM 046 todas las mujeres -sin importar su edad- que tengan un embarazo producto de una violación pueden solicitar el servicio de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) bajo protesta de decir la verdad. Por su parte, las adolescentes mayores de 12 años podrán solicitar la ILE en caso de violación sin el consentimiento de su padre, madre o tutor.

También se establece que las mujeres pueden denunciar, sin que sea necesario ni obligatorio acudir al Ministerio Público, para solicitar que el embarazo sea interrumpido.

Asimismo, si se llega a acudir a un Centro de Salud y no hay personal capacitado al momento de la solicitud del servicio ILE, la institución deberá enviar de inmediato a la mujer a una unidad de salud apta para dar atención.