Mujeres sauditas ya pueden conducir vehículos

La población en Arabia Saudita celebró la histórica decisión del rey Salman de permitir que las mujeres conduzcan vehículos a partir del próximo año y, aunque algunos expresaron sus reservas, la comunidad internacional también se congratuló por la medida.

Las mujeres sauditas reaccionaron con euforia al decreto emitido por el rey, calificándolo como una “gran noticia”, y agradecieron al monarca a través de las redes sociales por la libertad de elegir, ya que en Arabia Saudita no se les permitía conducir por cuestiones meramente sociales.

El rey Salman ordenó la reforma en un decreto real solicitando que se otorguen licencias de conducir a mujeres que así lo quisieran. Para dar paso, ordenó la formación de un comité gubernamental que organizará el trabajo a fin de que comiencen a expedirse los permisos.

El decreto establece que la medida entrará en vigor a partir de junio de 2018, de acuerdo con el anuncio dado a conocer la víspera por la casa real y por el Ministerio saudita de Relaciones Exteriores.

“Sí, las mujeres queremos conducir, estamos siendo fortalecidas por el rey Salman y felices porque podremos apoyar a nuestras familias. Esto nos ayuda a ser mujeres independientes, a crecer más fuertes y llevar un estilo de vida como las mujeres de todo el mundo”, dijo una saudita de 30 años.

TE PUEDE INTERESAR: VOLVO ELIMINARÁ EL MOTOR TRADICIONAL EN SUS VEHÍCULOS

Latifa Al-Shalan, miembro del Consejo de Shoura, declaró que “es un gran día, no puedo controlar mis lágrimas, felicitaciones a todas las mujeres sauditas, gracias al rey Salman, los hombres también estamos complacidos con este decreto”.

Arabia Saudita era el único país en el mundo en el que las mujeres no podían conducir, lo cual nada tenía que ver con una prohibición legal o algún edicto religioso, simplemente era un asunto de índole social.

En la actualidad, el reino se encuentra en curso de una serie de reformas tanto económicas como sociales, entre las cuales se incluyó la posibilidad de que las ciudadanas puedan conducir vehículos, porque ello incluso contribuirá a impulsar la economía saudita.