Azulik, armonía con la naturaleza en el corazón de Tulum

CLAUDIA CORATELLA

Viajar es una manera de escapar de la rutina estresante, para descansar la mente y el cuerpo. Y si, además, es un destino donde la tranquilidad y la belleza se combinan con un alojamiento original completamente insertado en la naturaleza, la experiencia se vuelve aún más estimulante.

En el Hotel Azulik parece encontrarse esa fórmula perfecta para maravillarse. Quienes buscan un estrecho contacto con la naturaleza, parejas que siempre están en busca de un lugar novedoso para celebrar el amor o incluso dar una sorpresa especial.

Sin duda es un lugar perfecto para una ocasión romántica, pero además los viajeros quedarán admirados por la original construcción de este espacio, completamente inmerso en la naturaleza, sin perder la comodidad y el lujo.

Donde se cruzan las aguas cristalinas y la cultura

Bendecido con el escenario de aguas azules del Mar Caribe y la selva tropical, Tulum es un destino que combina encantos, convirtiéndolo en uno de los principales atractivos turísticos de la Rivera Maya, pues hace que los viajeros se sientan en un viaje mágico.

Aquí se encuentran las ruinas arqueológicas que caracterizan a la cultura maya, justo frente al mar. En la cercanía encontramos las playas de agua azul con matices, que crean un paisaje de ensueño.

Originalmente la ciudad de Tulum recibía en la antigüedad el nombre maya de Zama, que significa "la salida del sol" o "amanecer". Ciertamente, esta civilización fue amante de la observación de las estrellas y escogieron un escenario de aguas azules para inspirarse al observar los astros, esto la convierte en una zona arqueológica única en el mundo.

Por ello, para quien ama despertar temprano, incluso en vacaciones, es una oportunidad para ser testigo del amanecer y que se puede contemplar desde un habitación del Hotel Azulik, se disfruta esta salida del sol esplendorosa.

Amanecer en este escenario, donde convive el místico pasado y la vida del hotel, crea una atmósfera que vale la pena celebrar. Ya sea con el romance en pareja o simplemente para sentir la reconexión con la vida, hay un sentimiento de alegría que emerge de esa atmósfera.

El Hotel Azulik ofrece un servicio exclusivo y privado llamado “Mystical Wanders” para realizar todo tipo de actividades que tiene la ciudad en sus alrededores. Este servicio se ofrece a los huéspedes para llevarlos increíbles cenotes donde se puede nadar o la Reserva de Sian Ka'an, un área natural protegida con paisajes y playas vírgenes, donde se pueden apreciar diversas especies de aves y fauna endémica.

Existen otras actividades como el buceo en el Arrecife Maya o paseos en lancha, pesca, visitas al santuario de monos o simplemente dar una vuelta en bicicleta.

Encantadora naturaleza

Este precioso complejo entrelaza elementos de la naturaleza, el descanso, la comodidad y la buena comida en un solo lugar. Con toda seguridad se distingue por su exquisita y original arquitectura con elementos naturales, combinada con el lujo de su decoración.

El Hotel Azulik se construyó a fin de establecer una relación estrecha y equilibrada con el entorno. Todo fue diseñado usando recursos naturales de manera sostenible. El sol, la tierra y el agua de un cenote son las que dan la energía y fuerza al Hotel Azulik y permiten que sea autosuficiente.

Los puentes elevados de madera destacan en toda la construcción, respetando la tierra original y permitiendo que los árboles y palmeras crezcan libremente por los jardines. En todo espacio se aprecia la sensación de trasladarse dentro de la selva con el sonido del mar de fondo.

El sueño en un entorno inusual

El visitante se encontrará cara a cara con la naturaleza. Al llegar la noche, dentro de una de sus treinta y nueve villas con techos de palma y madera, hay un cálido ambiente de paz, gracias a que están iluminadas únicamente con luz de velas, esto permite admira el cielo cubierto de estrellas.

A la carta en medio de la jungla

En el Hotel Azulik sus restaurantes son dignos de ser admirados, al poner en práctica ideas en la comida. Por la mañana uno puede esperar sorpresas al llegar a desayunar en una palapa de madera. El Restaurante Café Cenote expresa esa genialidad, construida en medio de la vegetación y con vista a los puentes colgantes que conectan con habitaciones y jardines. Elegantes mesas que lo convierten en un sitio acogedor para tomar un buen desayuno o comida, presto para ofrecer un menú muy natural.

El bar de playa ofrece también deliciosos y frescos platillos, que se pueden disfrutar con los pies en la arena y desde la comodidad de un camastro.

Flotando por encima de la Jungla

El restaurante Kin Toh es una insólita experiencia, es una atracción tanto para huéspedes como turistas curiosos que quieren vivir y experimentar una cena única y elegante, Está construido sobre altos pilotes de madera, donde se contemplan hermosas puestas de sol y se aprecia la vegetación de la selva de los alrededores.

Su comida es una auténtica combinación de platillos mexicanos y de raíces mayas, ricos en historia y tradición. Por lo que para quien gusta investigar donde hay buena comida, este restaurante es una sugerencia segura.

El chef Jaime Coll es quien invita a los sabores y combinaciones auténticas con un enfoque en los productos naturales de la tierra, justo lo que hace el equilibrio perfecto entre las raíces de una cocina tradicional y su innovadora participación para elaborarlos.

Mientras saboreas la cena puedes sorprenderte con la actuación de artistas que se presentan por las noches, ya sea un intrépido acróbata volando o un famoso cantante.

Relajarse frente al Mar Caribe

Con todas las características de un spa de lujo, el regalo perfecto para el alivio inmediato del estrés cotidiano lo encuentra en el Maya Spa, un lugar inspirado en tradiciones ancestrales mayas que ofrece una vista panorámica al agua color turquesa sobre una playa privada. Incluye tratamientos con productos orgánicos y los rituales de purificación auténticos de la cultura local.

Con la combinación de antiguas técnicas mayas y los tratamientos de spa tradicionales, crean terapias personalizadas y remedios para aliviar cualquier dolencia física o espiritual. Todos los productos son completamente naturales y especialmente creados por un maestro medicinal maya.

El espacio tiene un auténtico temazcal. Se trata de un tipo de sauna natural que unifica los cuatro elementos para reconectarse con la naturaleza y lograr un estado de relajación física, mental y espiritual. Al terminar este ritual se ofrecen bañeras frente al mar para relajarse.

El Hotel Azulik ofrece todo el confort y la calma digna de un hotel de lujo, así como el sofisticado y misterioso toque que la naturaleza ofrece para disfrutar su belleza.
Un servicio amable y atento, le hará sentir en todo momento como en casa. Aquí todos encontrarán algo nuevo que lo sorprenda. Es una excelente oportunidad para escaparse del ajetreo y salir a reconectarse con la naturaleza.