Pueblos Mágicos que encantarán a los niños

Una escapada de fin de semana a uno de los diferentes Pueblos Mágicos para festejar a los pequeños del hogar en su día se convertirá en un viaje único y de aventura que seguramente toda la familia no olvidará.

Existen al menos cinco lugares a los cuales se puede realizar ese viaje para festejar a las niñas y niños en su día, como lo es Huasca de Ocampo, ubicado en Pachuca, Hidalgo, a 50 minutos de la Ciudad de México.

huasca

En dicho lugar se encuentran los Prismas Basálticos, columnas de piedra que se formaron por el enfriamiento de lava, que se pueden explorar desde un puente colgante a 40 metros de altura, o recorrerse desde abajo donde existen algunas cascadas a su paso.

En este Pueblo Mágico de Huasca de Ocampo también existe el Museo de los Duendes, en el que los más pequeños de la familia podrán escuchar historias sobre seres mitológicos.

Otra recomendación es Bacalar, en Quintana Roo, lugar donde se podrá practicar desde el esnórquel, buceo, paseo en lancha o nadar en su laguna de siete colores, además de las cavernas subacúaticas del Cenote Azul y las zonas arqueológicas mayas que la rodean.

bacalar

Otro Pueblo Mágico al que se podría viajar para festejar a los infantes en su día es el pueblo de Creel, en la Sierra Tarahumara, considerado uno de los lugares más divertidos para los niños, pues cuenta con el Parque de Aventura Barrancas del Cobre.

creel

Este sitio se puede explorar desde su teleférico o mediante su sistema de tirolesas, por medio de las cuales se puede “volar” por los aires a 400 metros de altura a una velocidad de entre 65 a 110 kilómetros por hora.

Si a los niños lo que les interesa es la vida marina, el pueblo de Loreto, ubicado a 300 kilómetros al norte de La Paz, Baja California Sur, posee numerosos atractivos naturales y culturales, como la vista de ballenas grises que llegan a las aguas tibias del Mar de Cortés para reproducirse y pasar el invierno.

loreto

Otra sugerencia más es Mapimí, en el poblado llamado Ojuela, en el estado de Durango, que se ubica a la orilla de una barranca profunda y donde se puede atravesar su puente colgante de más de 300 metros de largo.

mapimi

En este Pueblo Mágico la visita obligada son las minas, en donde se recrean algunos asaltos que se hacían en tren, y además se puede acampar, practicar rappel, paseos en bicicleta de montaña, tirolesa y espeleología.