Turismo digital, el reto de sumar e integrar al sector

FELIPE LABBÉ

Una de las áreas más importantes para la economía de nuestro país es el turismo. Acorde con Sectur, hoy esta industria representa cerca del 9% del PIB anual; da empleo directo a más de 2 millones de personas y si se toma en cuenta los empleos indirectos e informales, esta cifra puede llegar al doble. Además, el sector turismo hoy se encuentra entre los principales generadores de divisas para el país y ha crecido hasta ser el noveno destino más visitado en el mundo.

Todas estas cifras son sumamente positivas, sin embargo, para un país como México que en esta materia tiene prácticamente todo, nuestro lugar debería estar todavía más arriba. Quizá entre los 5 principales destinos en el mundo.

Es cierto que para lograr este objetivo se requiere superar grandes retos como el desarrollo de la infraestructura portuaria y carretera; la seguridad; la promoción de México en otros continentes y la capacidad de nuestra gente para atender a viajeros que no hablan inglés o español.

Y por supuesto que uno de los principales retos a superar es la digitalización de este sector que como en pocas industrias se está dando de manera acelerada.

Hoy en día, el turista en general está cada vez más conectado al internet, tiene acceso a miles de aplicaciones desde su teléfono móvil y usa las redes sociales y las plataformas de comercialización en línea para tener una mejor experiencia de viaje.

Uno de los principales efectos de esto es la transformación e incluso desaparición de una buena parte de los intermediarios de la industria que han pasado de ser empresas con oficinas en todo el mundo a empresas con grandes portales en la red que brindan muchas más opciones a precios más accesibles, de manera inmediata, segura y con mayor flexibilidad de contratación.

En otros casos el proveedor del servicio lo está ofreciendo directamente como sería el caso de las aerolíneas o los hoteles, pero también se están abriendo nuevas formas de hacer negocio digital, como es el caso de “Airbnb”, que está, literalmente, transformando el mundo del “Hospitality” convirtiéndose en muy poco tiempo en el principal competidor de toda la industria hotelera.

Por esto, los proveedores de servicios turísticos en el país deben estar integrados a esta nueva economía digital, evolucionando a través de soluciones innovadoras y únicas para brindar esa experiencia que busca el viajero. A continuación algunas ideas para lograrlo.

1.- Incrementar el acceso a internet de alta velocidad. Aunque este es uno de los fundamentos básicos desde hace años, es sumamente importante para que el desarrollo digital del sector se lleve a cabo. Imaginen a un turista que hoy no pueda cambiar su boleto de avión o hacer una reservación de restaurante desde su celular, en el momento.

2.- Desarrollar nuevos servicios digitales para los clientes. Por ejemplo, una aplicación que use los datos de tu reservación y te permita acceder a todos los servicios del hotel y aun a los que no son del hotel de manera inmediata y pagando con una sola tarjeta. Que incluso te permita regístrate sin pasar por recepción y que mediante un código te dé la llave digital de tu habitación.

3.- Incrementar la promoción del país y de los servicios que se ofrecen en las diferentes plataformas digitales y redes sociales enfocándonos a otros mercados y no solo al de Norteamérica. Las aerolíneas Japonesas y Chinas por ejemplo, han incrementado sus vuelos a México de manera considerable con lo que miles de turistas de estos países y de muchos otros de Asia llegan diariamente a nuestros destinos turísticos. Hay que pensar en soluciones y servicios digitales que se integren a sus requerimientos.

4.- Impulsar el acceso de las micro, pequeñas y medianas empresas al mundo digital para que puedan competir en este mercado global y no queden fuera. Una forma eficiente de hacerlo es integrándolas en ecosistemas o comunidades que en conjunto puedan ofrecer soluciones para los nuevos y demandantes viajeros digitales. En estas deben de participar los grandes proveedores de la industria, las cámaras y asociaciones, empresas de telecomunicaciones y de mercadotecnia digital, el gobierno y los proveedores de servicios locales que son Pymes.

5.- Utilizar la tecnología digital para ser más competitivos en el entorno global. La tecnología nos permite reducir costos por que algunas inversiones como la publicidad, la promoción y el pago de intermediarios se ha reducido. Nos permite también crear nuevos modelos de negocio y expandir nuestras oportunidades de crecimiento.
A final de cuentas, como bien dice el Secretario de Turismo, Enrique De La Madrid, el objetivo de esta evolución es que haya un impacto positivo en la comunidad y que ésta se desarrolle y crezca en todos los sentidos, producto de la actividad turística de la zona en beneficio de México.

*Este blog ha sido realizado con información de SECTUR y de la OCDE.