Tu empresa ya no debería usar Excel, aquí el por qué

Si bien, Excel era una herramienta básica para el empleo por la facilidad que proveía para automatizar el trabajo cotidiano, hoy los directores de empresas están cambiando Microsoft Excel por alternativas nuevas, en las que prima lo instantáneo y colaborativo.

Mark Garrett, CFO de Adobe, aseguró que su equipo cada vez tiene más problemas en el proceso de recopilar datos de sistemas dispares con información financiera, datos del sector de recursos humanos y volcarlos en el administrador de planillas de cálculo de Excel. Podía tomar días en hacerse y requiería del personal de finanzas para hacerlo.

Según declaró en una entrevista con el Wall Street Journal, no quiere que el personal desperdicie su tiempo manipulando datos, sino analizando la información. Por esta razón está trabajando para abandonar la plataforma de Microsoft.

No es el único: China Bistro, ABM Industries y Wintrust Financial Corp también están en una cruzada similar contra la planilla de cálculos. Sus directivos explicaron que Excel tardó mucho en responder a las demandas de las unidades de finanzas. Por ejemplo, las versiones viejas no permiten el trabajo simultáneo y los documentos solo pueden manejar una cantidad limitada de datos.

Excel no fue diseñado para hacer el trabajo pesado que las compañías realizan con sus finanzas”, precisó Paul Hammerman, un analista de aplicaciones de negocios de Forrester Research. Por esta razón, las empresas buscan alternativas en la nube de desarrolladores como Anaplan, Workiva Adaptive Insights, entre otros.

Estas nuevas plataformas tienen la capacidad de conectarse con los sistemas de la empresa, incluidos aquellos que corren programas de Oracle o SAP, y permiten a los analistas revisar reportes en un solo lugar, muchas veces sin necesitar capacitación.

Adobe adoptó la tecnología de Anaplan el año pasado y, de acuerdo con su CFO, todo se mueve más rápido. P.F. Chang se pasó a Adaptive Insights para optimizar la colaboración y recortar las tareas. La distribución de las planillas tardaba horas, considerando los 415 restaurantes que la cadena tiene en los Estados Unidos, ahora la realidad es otra.

Los nuevos programas no solo permiten ver claramente qué es lo que está pasando con las finanzas de la empresa; también permite detectar y solucionar problemas antes de que tengan consecuencias.