Cerveza Modelo y Corona apuestan por la cannabis

La multinacional de licores Constellation Brands aportará 4,000 millones de dólares a la empresa canadiense de Cannabis, Canopy Growth, elevando así 38% su participación en la firma de Ottawa.

La fabricante de cervezas como Corona y Modelo, compró en octubre del año pasado el 9.9% del capital de la compañía canadiense, y actualmente podría convertirse en socio mayoritario: "Desde el año pasado, entendimos mejor el mercado de la cannabis y la oportunidad de crecimiento que tiene", dijo Rob Sands, CEO de la multinacional.

El mercado accionario dio la bienvenida a esta noticia con el alza en las acciones Canopy. Esta valoración de los inversionistas llega a la vez que un estudio de la Universidad de Georgia, EU, demostró que el consumo de alcohol bajó 20% en los estados en los que hierba fue legalizada.

El gobierno de Canadá, por otro lado, estima que 4.6 millones de habitantes de ese país consumirán 665 toneladas anuales de cannabis y gastarán entre 4.12 millones y 6 millones de dólares.

Constellation, al igual que otras cerveceras, apuesta a que la marihuana será legalizada en los próximos años en todo Estados Unidos y en casi todo el mundo: "Esta inversión aportará a Canopy Growth los fondos necesarios para adquirir los activos estratégicos necesarios para tener presencia en 30 países que autorizan el uso terapéutico del cannabis y posicionarse en los mercados que habiliten el uso recreativo", dijo el grupo estadounidense.

Las leyes federales de Estados Unidos prohíben por el momento la venta y utilización de marihuana. Su consumo recreativo fue autorizado en ocho estados, entre ellos, California, que se convirtió en el mayor mercado legal del mundo.

El 17 de octubre Canadá se convertirá en el primero de los países del G7, que agrupa a las mayores economías mundiales, en legalizar el consumo recreativo. El mercado de productos elaborados a base de cannabis será permitido hasta 2019.

Constellation Brands espera que esta transacción refleje ganancias para 2021, mientras esperan la autorización vender productos de cannabis en el mercado estadounidense.