El gato más triste del mundo vuelve a sonreír

El llamado “gato más triste del mundo” fue rescatado de ser sacrificado, luego de que varios veterinarios dijeron que su estado de salud no mejoraría por la pelea callejera en la que participó con otros animales.

Ben Ben, el verdadero nombre del minino, tuvo severos daños en la espina dorsal, una oreja caída y lesiones en distintas partes del cuerpo. Su mirada triste lo llevo a ganarse el apodo, pues su historia se hizo viral en internet.

A pesar de todos los pronósticos, una veterinaria decidió adoptarlo y llevárselo a su casa. Luego de varios cuidados y atenciones, el felino mejoró y su cara ya es distinta. Ya hasta tiene un perfil en Instagram donde se nota su progreso.

The BCSPCA were nice to me. They helped fix me up and gave me this silly pink bandage.

Una foto publicada por BenBen (@benbencatcat) el