CEO de Netflix termina con la controversia de Cannes

Esta semana en una aparición del CEO de Netflix en el festival francés de series, Séries Mania, Reed Hastings hizo un comentario "conciliador" al respecto del reciente conflicto con el Festival de Cine de Cannes.

“Tenemos la reputación de ser disruptivos, pero a veces cometemos errores, […] nos metimos en una situación más grande con Cannes de lo que esperábamos” declaró Hastings, de acuerdo con múltiples coberturas de prensa del festival que se llevó a cabo en Lille, Francia.

En el último mes, Netflix salió completamente del festival después de discusiones difíciles con los organizadores del festival. Cuando la plataforma de streaming registró el año pasado las películas Okja y The Meyerowitz Stories (New and Selected) en el festival hubo un llamado de atención de parte de los exhibidores además de un debate sobre el lugar correcto para el streaming.

El director del Festival de Cannes, Thierry Fremaux, supervisó un cambio de reglas que habrían forzado cualquier título de Netflix a salir de la competencia y por lo tanto permanecer inelegibles para premios, por lo que Netflix decidió voluntariamente retirarse. Este año, tras un fallido intento de convencer a la compañía de streaming de jugar bajo sus reglas, Cannes vetó dichas películas de la competición.

El servicio de streaming sacó todas sus películas del Festival, incluso aquellas que habían entrado a competición, como Roma de Alfonso Cuarón, Norway de Paul Greengrass, Hold the Dark de Jeremy Saulnier, y el documental sobre Orson Welles, They’ll Love Me When I’m Dead de Morgan Neville.

Pese a toda la situación Hastings dijo: “amamos Cannes. Hemos estado muchos años y tenemos a compradores este año; son muy sinceros en encontrar un modelo que funcione para ellos y para nosotros.”

Hastings se abstuvo de criticar públicamente el acercamiento establecido del festival llamándolo “un sistema francés específico”, y añadió “Depende de ellos decidir cómo organizarse, […] no tenemos problema con la cronología, y ha sido exitoso para la industria de cine francés.