3 destinos surreales que te atraparan por su misterio

Melanie Béard

Existen destinos cuya belleza, naturaleza o magnificencia rompe con nuestro entendimiento de la realidad y evocan en nosotros una insaciable fascinación por dejarnos llevar una y otra vez por su magia desconocida. Estos lugares juegan con nuestras mentes, nos confunden, nos seducen y despiertan nuestra curiosidad, abriendo paso a sentimientos y a maravillas inesperadas.

1. Desierto de Atacama

Los extraños paisajes, el aturdido pasar del tiempo, lo remoto y la inentendible dimensión de la naturaleza que nos rodea altera mi percepción y entendimiento del mundo.

El Desierto de Atacama en Chile juega con nuestros sentidos; sus valles, salares, géiseres, formaciones rocosas y lagunas parecerían pertenecer a otro mundo, uno de fantasía y de alocada imaginación. Dunas rojas y naranjas, piedras verdes y blancas, montañas moradas y rosadas, todos resplandecientes bajo el fuerte sol de desierto y el interminable cielo azul.

Hospedaje:

Awasi Lodge es un hotel boutique de lujo tan surreal como el mágico destino donde se encuentra. Este oasis ha creado a través de su impecable servicio un amiente de profunda exaltación por la aventura.

ata

2. Mont Saint Michel

Alto e imponente en lo que parecería el final del mundo. A su alrededor, a los pies de sus gruesas murallas, no hay mas que arena gris, extendiéndose hasta el horizonte.

Solitaria en su grandeza, la abadía de Saint-Michel se siente perteneciente a otra época o a las páginas de un libro de un cuento de hadas. Impresionantes corrientes rodean al pueblo medieval por unas horas, aislado en una isla momentáneamente, y después, con la misma fuerza y rapidez, desaparecen.

Hospedaje:

Le Relais Saint-Michel de la Mère Poulard es un pequeño y elegante hotel situado en el corazón de un jardín paisajístico a los pies del largo puente que une a Mont Saint-Michel. Sus magnificas habitaciones tienen ventanales de techo a piso que nos permiten observar día y noche a esta maravilla.

mont

3. Sun City

África es un continente de extremos. Su imponente naturaleza dicta las reglas de juego o se deja explorar con delicadeza, sus inventivos habitantes crean grandes metrópolis o se adhieren a tradiciones milenarias, sus hoteles desbordan lujo y sofisticación o nos regresan a nuestras raíces; no existe punto medio.

Hospedaje:

Aquí, en el cráter de un antiguo volcán, dentro de una reserva natural, se encuentra el hotel Palace of the Lost City. Construido en 1992 con base en el mito de un antiguo reino perdido en la selva, se convirtió en un destino en sí mismo donde no existen los limites; podemos ir en safari, volar en globo aerostático, perdernos entre cascadas y jardines botánicos, aventurarnos en su largo artificial, disfrutar comida gourmet, jugar golf y dejarnos apapachar por este sueño hecho realidad.

sun