Agua para todos, ¡ya!

El emprendimiento social también puede ser un negocio; aunque no es su objetivo, muchos pueden tornarse nuevos empresarios si logran transformar su iniciativa en un proyecto redituable.

De acuerdo con Fabrice Salamanca, vicepresidente de Asuntos Corporativos y Legales de Danone en México y Centroamérica, el emprendimiento social “es la posibilidad de contribuir en favor con la comunidad e iniciar una pequeña empresa”.

El proyecto “Eco-Alberto”, es una iniciativa que mujeres de la comunidad “El Alberto” en Hidalgo, pusieron en marcha con Danone; a través de este, es posible comercializar el agua obtenida en plantas potabilizadoras entre habitantes de la región, a precios accesibles.

El modelo de negocio, de dicho proyecto es catalogado como uno de los mejores, a nivel internacional; consiste en utilizar de un modo sustentable, los recursos acuíferos de la localidad.

La filosofía del “Doble proyecto” plantea objetivos empresariales con compromiso social; bajo esta Bonafont desarrolló en 2011 junto con la Fundación Porvenir el programa “Eco- Alberto”.

Con una inversión de alrededor de seis millones de pesos, Danone impulsa el emprendimiento y la transformación social.