Wings Army, "acuartela" el negocio del sabor

ALDO ARREDONDO

Hace 11 años surgió en Guadalajara un novedoso concepto que tenía una fórmula sencilla: Alitas+ cerveza + diversión y la bautizaron como: Wings Army, el cual hoy tiene más de 146 franquicias en México (en 29 estados del país) y próximamente en Panamá y otros países de Sudamérica.

Esta franquicia nació en el año de 2005 y fue resultado de un viaje de los Hermanos Santaella a Estados Unidos, donde uno de sus hijos probó por primera vez una orden de alitas y le encantarón, tanto así que se dieron a la tarea de traer este platillo a México, con un concepto de “Cuartel Militar”, mismo que ha sido el pionero y más importante de este tipo en nuestro país.

Actualmente cuenta con más de 15 sabores de alitas (y van por uno más), así como costillas de cerdo en salsa barbecue, hamburguesas y más de 100 variedades de cervezas (de línea y artesanal).

En 2013, la firma ganó los dos premios más importante del sector franquicias: La mejor Franquicia de alimentos y bebidas, y La mejor Franquicia del Año, algo que muy pocos han logrado, ambos reconocimientos otorgados por la Asociación Mexicana de Franquicias, y para el 2015 lograron repetir como la mejor franquicia Alimentos y bebidas.

Esta marca crece a un promedio de entre 16 y 18 franquicias por año, pero este año señala el inicio de su internacionalización, ya que en breve abrirá su primera franquicia en la ciudad de Panamá, en donde espera abrir entre 4 y 6 unidades en los próximos 3 años, esto a través del otorgamiento de su franquicia maestra, la cual realizo un análisis pormenorizado de las necesidades del mercado.

Alberto Santaella, director Corporativo de Wings Army menciona:

Nosotros somos la punta de lanza en el mercado de alitas en México, ahora traemos un crecimiento bastante sólido e interesante; en Guadalajara tenemos 23 sucursales, en la Ciudad de México tenemos 21, en Monterrey tenemos 8 y traemos un ritmo de crecimiento que nos permite abarcar prácticamente toda República Mexicana”