5 graves errores de los emprendedores en Shark Tank

Los tiburones de Shark Tank México son exigentes, inquisitivos y directos. No dejan ir proyectos prometedores, pero ahuyentan sin piedad a los que no les convencen.
Y es que muchos de los emprendedores que han participado en el reality show cometieron simples pero decisivos errores que desalentaron a los posibles inversionistas que harían de su proyecto un negocio de grandes proporciones.

Por esto, te dejamos cinco de las más comunes faltas que efectuaron los jóvenes empresarios y les costó salir del “tanque” con las manos vacías.

Una desproporcionada valuación de la empresa

Si eres emprendedor seguro amas tu proyecto como a un hijo y “vale millones”, sin embargo, cuando pides una cantidad de dinero alucinante, sin justificación válida y clara, puedes quedar fuera de la jugada de los inversionistas.

Tomar el proyecto con poca seriedad

Los “tiburones” de los negocios buscan gente apasionada y comprometida. Si a tu idea emprendedora la estás tomando como un pasatiempo o algo que morirá dentro de poco, las puertas se cerrarán inmediatamente.

Sin números claros

Costo por adquisición, ganancia neta, número de usuarios, y más son cifras que quien aspira a emprender debe tener muy a la mano a la hora de su presentación. Esto demuestra que tienen un panorama claro de dónde están, qué quieren conseguir y qué necesitan para lograrlo. A nadie le gustaría invertir en un negocio desorganizado.

Ocultar información

Cuando presentes un proyecto, siempre sé claro desde el principio, de lo contrario tus posibles socios percibirán dudas sobre tus operaciones. Ante todo, la honestidad.

Falta de claridad y elocuencia

En el mundo empresarial podrías tener escasos minutos para enganchar, enamorar y sumar a tu proyecto a inversionistas. Si de pronto la información es confusa, evitas responder preguntas y tu presentación se vuelve una enredadera, la respuesta no será la que esperas.