El mundo se está volcando a la colectividad

IGNACIO CARIDE
*Director General de MercadoLibre México

Desde hace algunos años, el trabajo colaborativo o coworking, se convertido en una tendencia mundial. Con sus orígenes en 2005, el también conocido como co-trabajo, inició en Estados Unidos como una alternativa para combatir el aislamiento de aquellos que laboran desde casa o son freelancers. Fue en San Francisco, donde Brad Neuberg diseñó el primer espacio de trabajo comunitario, destinado para crear armonía, colaboración, y desarrollar ideas entre los miembros de diferentes disciplinas.

Actualmente, los emprendedores, diseñadores y personas dedicadas al comercio electrónico constituyen el perfil de las personas que utilizan dichos espacios que, en todo el mundo ya supera los 3,000 inmuebles y albergan más de 100 mil personas. Estos espacios toman relevancia si consideramos que de acuerdo al último reporte anual de Monitor Global de Emprendimiento, 60% de los adultos en el mundo, considera al emprendimiento como una opción de carrera deseable y en México, 23% de los hombres y 19% de las mujeres, están involucrados en alguna actividad de emprendedurismo.

Sin duda uno de los mayores atractivos del modelo de trabajo colaborativo es el networking que éste supone, mismo que gracias a la tecnología no está limitado a un espacio físico y ha cobrado fuerza con la creación de redes profesionales. La más popular de ellas a nivel mundial, cuenta con más de 433 millones de usuarios. El auge de redes profesionales ha posibilitado a profesionistas, conectarse con contactos a través de grupos de interés, e incluso conseguir un nuevo trabajo -LinkedIn incluso señala que 35% de sus usuarios mexicanos han concretado nuevos empleos a través de la plataforma.

El coworking virtual también se ve a través de sitios en línea que “licitan” algún proyecto a freelancers y proveedores. Estos espacios digitales son de especial utilidad para empresas de comercio electrónico: digamos que pretendes comercializar una nueva marca de café; a través de éstas páginas tendrás varias propuestas para encontrar un diseñador para la imagen de tu marca, tu página de internet, un contador, publirrelacionista, etc., incluso puede conectarte con proveedores que ofrecen servicios de logística para el despacho y entrega de tu inventario.

Con tantas opciones y herramientas que están reinventando la manera en que trabajamos y nos relacionamos, es momento de preguntarse cómo podemos tomar ventaja de la colectividad y crear nuevas relaciones laborales que fortalezcan nuestro negocio o empresa.