¿Cómo saber que mi negocio está listo para ser franquicia?

En todo momento, los dueños de algún negocio han considerado el modelo de las franquicias como forma de expansión hacia nuevos mercados. Estas resultan un vehículo potente, pues se han creado marcas globales en corto periodo.

Aunque resulta eficaz, no es aplicable a todos los negocios, por eso el portal Entrepeneur en inglés enlista algunas señales de que tu negocio está listo para las franquicias.

1. El mercado lo pide

Puedes tener todos los análisis, consultores y datos para expandirte, pero si el consumidor no está interesado en el modelo o no cuestiona la posibilidad de invertir en el negocio como una franquicia, no tienes nada.

No hay mejor señal que cuando los posibles inversionistas llaman por sí solos a tu puerta. Después de todo, si no franquicias el negocio, las partes interesadas pueden ir a otro lugar o convertirse en tu competencia. Es posible que hayas estado en el negocio por corto tiempo, pero si el mercado pide una ampliación, debes considerar la opción.

2. Estás listo pero no sabes cómo

Si sólo tienes un solo lugar, pero las ventas han sobrepasado la capacidad de la unidad, ya estás preparado para dar el siguiente paso. También sucede cuando ya abriste una segunda ubicación, pero ahora quieres decidir el mercado a expandir.

Cualquiera de estas dos razones es válida para desencadenar la opción de considerar el modelo de la franquicia.

3. Aprovechamiento de una tendencia del consumidor

Las grandes marcas crecieron gracias a que entendieron que había una gran oportunidad de tener un mercado grande y creciente. Una de las razones para apostar por una franquicia es el notable crecimiento del mercado de consumo.

4. Un negocio escalable

Otro aspecto a considerar la franquicia es conocer si tu empres tiene la infraestructura y sistemas necesarios para escalar y duplicar el negocio. Es necesario tener en el inventario todo lo que se relaciones con la gestión del negocio cotidiano.

Con el fin de duplicar el modelo, un franquiciatario debe mantener un buen sistema de desarrollo empresarial en el lugar. Asegúrate de tener una buena metodología y un proceso para replicar las ventas de manera eficiente.