Consejo familiar, ¿para qué tener uno?

RICARDO FAINSILBER
Director y fundador de Fainsilber Asesores
www.fainsilberasesores.com

Aun cuando la definición de un negocio familiar continúa evolucionando críticamente y el mismo concepto de familia sea tan difícil de definir, el principal distintivo entre un negocio familiar y uno institucional es el involucramiento de una familia en el negocio. Generalmente, la familia está relacionada con el negocio en una posición controladora y, dependiendo del tamaño del negocio y su grado de profesionalización, las dinámicas y tomas de decisiones, hay un cierto grado de influencia familiar.

Dicha influencia, además de la posición individual de los miembros dentro de la operación del negocio, genera un mayor grado de complejidad en las relaciones personales y profesionales de la gente involucrada en el negocio. Ultimadamente, cualquier interacción se vuelve personal pero, sobre todo, cualquier conflicto. De ahí que cuestiones emocionales, las cuales generalmente son irracionales, tengan tanta presencia en los negocios familiares.

Una forma de reducir la irracionalidad y las decisiones por especulaciones emocionales, es dar un espacio a dichas cuestiones personales y familiares. Este “momento neutral” es un órgano básico que debe existir en la organización de una empresa familiar y se denomina “consejo de familia”.

Dicho órgano no solo se dedica a tratar conflictos personales y familiares, integra una estructura particular en cuanto a los miembros que participan y las funciones que ejerce para el negocio y con la familia.

El consejo debe de estar integrado exclusivamente por familiares, pero no exclusivo a los que trabajen en el negocio, es importante invitar a familiares que tengan un interés, pero no tengan puestos operativos ni sean accionistas. Esta gente conoce íntimamente a la familia y a la empresa. No participar activamente de la firma les proporciona una perspectiva diferente a quienes están directamente involucrados con las operaciones diarias.

Algunas de las funciones que dicho órgano debe ejercer son:

1. Definir los intereses de la familia respecto al negocio
2. Desarrollar una visión o una filosofía de la empresa familiar
3. Establecer requisitos para la contratación de familiares
4. Establecer planes de desarrollo de las siguientes generaciones
5. Determinar valores éticos y conducta de los miembros de la familia